2017-10-21 [Num. 640]

Ad

Parashat Shabat Jol Hamoed Sucot

Atributos Divinos

Este Shabat, 17 de Tishrei de 5778, 7 de octubre de 2017 es especial, por ser además Shabat de los días intermedios de Sucot. Se extraen del Arón Hakodesh dos rollos de Torah, se llama a siete hombres para la lectura del primer rollo que se lee desde Exodo 33:12 al 34:26 y Números 29:23 al 28. El maftir es llamado para la lectura del segundo rollo. La Haftará corresponde al profeta Ezequiel 38:18 al 39:15

Resumen

10 commandments

Éxodo 33:12 a 34:26

Moshé le pide a Dios que desea conocerlo y Dios le asegura que lo acompañará todo el camino. Moshé le vuelve a decir que desea contemplar Su Presencia, por lo que Dios le acepta pasar Sus atributos de bondad ante Moshé, enseñándole Su Nombre. No podría ver Su rostro porque al hacerlo no sobreviviría, pero Moshé se colocaría sobre una roca específica, en la que Dios lo ubicaría en una hendidura, pondría Su mano sobre Moshé y solo lograría ver a Dios desde atrás.

Le ordenó Dios a Moshé labrar dos tablas como las primeras que había quebrado, y en ellas Dios escribiría las palabras que estaban escritas en las primeras, con éstas debía subir al monte Sinai, nadie más podría acercarse al monte. Así lo hizo Moshé. Estando en el Monte Sinai, Ado-nai pasó ante él y Moshé proclamó: “Ado-nai Ado-nai Dios benévolo, compasivo y precioso, lento para la ira y de inmensa bondad y verdad. El mantiene la bondad para dos mil generaciones, perdonando iniquidad, transgresión y pecado, absuelve y no absuelve, recuerda la iniquidad de los padres en los hijos y los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación”. Moshé se arrodilló y le rogó a Dios que anduviese siempre con el pueblo y perdonara la iniquidad, tomando al pueblo como Su posesión y Dios pactó con Moshé diciéndole que el pueblo de Israel vería Sus maravillas. Para esto le ordenó a Moshé no pactar con los habitantes de Canaán que estaba echando de delante de Israel, Israel se debía cuidar de la idolatría.

Ordena Dios guardar la fiesta de las matzot (Pesaj), la ley del primogénito, guardar Shabat, celebrar Shavuot: las primicias de la siega del trigo y la Fiesta de la Recolección a la vuelta del año (Sucot). Tres veces al año presentarse ante Dios. Ampliará tus fronteras y nadie envidiará tu tierra. No harás pasar la noche al sacrificio ofrendado en Pesaj, traerás a la casa de Dios tus frutos más selectos. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.

Números 29:23 al 28

El cuarto día se llevaba al Templo de Jerusalem diez novillos, dos carneros y catorce corderos. Se ofrendaban según la norma. Posteriormente se llevaba un macho cabrío como ofrenda Hatat* aparte de la ofrenda diaria. En el quinto día se llevaba nueve novillos dos carneros y catorce corderos, sin defecto. Todos ellos se ofrendaban de acuerdo a la norma. Aparte un macho cabrío como sacrificio Hatat, aparte de la ofrenda diaria.

*Ofrenda por los pecados. Se incluyen estos versículos porque corresponden a las ofrendas que antiguamente se llevaban por ésta época al Templo de Jerusalem.


Explicaciones

Exodo 33:15 “Le dije a El: Si tu Presencia no ha de ir con nosotros, no nos hagas ascender desde aquí”.

El Rabino Samson Raphael Hirsch explica que Moshé plantea a Dios la razón por la cual la guía Divina no debe terminar cuando el pueblo sea conducido al lugar escogido por Dios. Solo mediante esa guía directa Divina que lo diferenciaba del orden natural del mundo, y que sea conocido por la humanidad que al pueblo de Israel lo dirige Dios. Esto demuestra que difundir el reconocimiento del origen Divino de la misión de Moisés e Israel en medio de la humanidad, aparte del judaísmo, fue un objetivo esencial de Dios en la elección de Moshé e Israel. Pero si efectivamente era una intención esencial de Dios confirmar en medio de la humanidad la misión de Moshé e Israel del mensajero de Dios y del pueblo de Dios, entonces la humanidad estaba obligada a recibir algo de Moshe e Israel, cuyo origen Divino sería atestiguado por la Divinidad de su misión. Y ese "algo" no puede ser otra cosa que la ley-Torá- cuyo origen Divino debía ser comprobado por la aparición histórica de Moshé e Israel; La Divinidad de su misión, sin intermediario, fue probar y verificar este origen Divino a los ojos del mundo.

La prueba contundente de la Presencia Divina frente al pueblo de Israel, y frente al mundo entero, es el haber sobrevivido por encima de todo, del odio, de los ataques, de los desastres mundiales, de la intención de aniquilamiento, etc. la Mano Divina ha estado desfavoreciendo a quienes han querido eliminar a Su pueblo, incluyendo a los detractores del mismo pueblo de Israel. 

Ojalá el mundo entero tenga los ojos para ver el bien y la bendición que el pueblo de Israel puede hacer a la humanidad, empezando por el Estado de Israel y siguiendo por las comunidades judías en el mundo que han trabajo y esforzado por hacer crecer y desarrollar los países donde viven.



Ver más explicaciones

Exodo 33:114 → “Dijo El: ‘Mi Presencia habrá de ir y te concederé reposo a ti’”.

El rabino Samson Raphael Hirsch explica: Mi propia presencia volverá a ir contigo. Esto quiere decir que Moshé no iba a tener que llevar la carga de la tarea de dirigir a la gente por su cuentea por mucho tiempo más, en la fuerza de su propio juicio. El decreto "Porque yo ya no voy a seguir en medio de ti", (Exodo 33: 3), había inducido en el pueblo profundos sentimientos de pesar y con ello ya habían alcanzado la mitad de su objetivo: ya había elevado a la gente un poco de su degradación, que fue la causa del cambio declarado en el modo de guía de Dios.

Nos hace ver Hirsch, que según la conducta del pueblo de Israel, Dios puede cambiar su mal destino, por uno de tranquilidad y paz. Para ello, el sentimiento de pesar que tuvo el pueblo, que fue lo que le hizo ver la falta Divina, es lo que se busca a través del cercano Yom Kipur que nos viene. Recordando las palabras que se dice en el Unetane Tokef: Cualquier decreto infortunado al pueblo de Israel, cambia a causa de la teshuvá (arrepentimiento), Tefilá (ruego a Dios) y Tzedaká (ser caritativo con los necesitados). Quiera Dios que este año espiritual que empieza para el pueblo judío, sea una manera de conciencia de reformar los criterios y acercarnos a Dios por medio de la reconciliación con el mundo, con nosotros mismos y con el amor a la gente.



Exodo 33:14 → “Dijo El: Mi Presencia habrá de ir y te concederé reposo a ti”.

El Rabino Marcos Edery explica que Dios quiso decir que le concederá reposo de todos los enemigos alrededor. En Shemot Rabba 30 explica que cuando Dios dice te concederé se refería a todo el pueblo de Israel, ya que Moshé estaba en su representación.

Es adecuado para ésta época de Sucot este versículo y estas interpretaciones, ya que nuestros sabios han señalado a Sucot precisamente como una celebración que el mundo entero habrá de compartir con Israel. Hoy en día, miles de cristianos viajan a Israel para la época de Sucot, como un presagio del cumplimento de ésta profecía que aparece en la Torah. Dios quiera que pronto veamos paz en toda la tierra y todos los pueblos se unan al pueblo de Israel en lazos de amistad.