2018-06-17 [Num. 674]


Shabat Yom Rishon shel Pesaj

Este Shabat 15 de Nisan de 5778, 31 de marzo de 2018, será el primer día de Pesaj y la Parashá correspondiente que se lee es de Exodo 12:21 al 51 y Números 28:16 al 25.

Resumen

Pesaj4

Orden del sacrificio de Pesaj

Éxodo 12:21 al 51

Ordenó Moshé a los ancianos de Israel sacrificar ovejas para la ofrenda de Pesaj, marcar los dinteles de las casas untando hojas de hinojo con la sangre de las ovejas sacrificadas y no salir de las casas hasta el amanecer. Se salteará el Destructor las casa marcadas.

Esta será una ley para todas las generaciones y observaréis este culto para siempre. Lo relataréis a vuestros hijos explicándoles cómo Dios se apiadó de los hebreos.

A media noche Dios causó mortandad a todo primogénito de Egipto, tanto de hombres como de animales. El faraón ordenó esa misma noche a Moshé y a Aarón salir de Egipto con todo el pueblo de Israel y los animales. Los egipcios presionaban al pueblo para irse.

El pueblo llevó sus cosas y su masa sin leudar sobre sus hombros, pidieron a los egipcios ropa y objetos de oro y plata y ellos le dieron según su pedido.

El pueblo se trasladó de Ramses, a Sukot, 600.000 hombres a pie, aparte de infantes. Además se les unieron una mezcla numerosa de personas, caon vacas y ganado pesado.

Permanecieron en Egipto 430 años. Noche de custodia para Ado-nai y observancia para todos los hijos de Israel por sus generaciones.

Ado-nai ordenó a Moshé que ningún extraño o extranjero incircunciso coma del sacrificio de Pesaj.

La herencia de los Cohen y Levi

Números 18:16 al 25

Dios ordena a Aarón redimir a los hijos primogénitos del pueblo de Israel a la edad de un mes por 5 shekalim de plata. Los primogénitos de animales serán ofrendados en el Altar y la carne la comerá el Cohen. Le dijo que no habrá de heredar tierra ya que El sería su herencia y a los hijos de Levi, les corresponde por herencia el diezmo del pueblo de Israel a cambio de su servicio en la Tienda de Reunión, pero tampoco heredarán de la tierra. En el seno de los hijos de Israel, no habrán de heredar posesión.


Vea el video del Rabino Alfredo Goldschmidt sobre quién podía o no, participar de la ofrenda de Pesaj.

Explicaciones

Éxodo 12:22 → “Habréis de tomar un manojo de hisopo y lo mojaréis en la sangre que está en la vasija y untaréis el dintel y las dos jambas con la sangre de la vasija. Y vosotros no habréis de salir ninguno, de la puerta de su casa, hasta el amanecer”.

Son diversas las explicaciones que nuestros sabios presentan con respecto a la orden de no salir esa noche de las casas, las cuales estarían marcadas con la señal de la sangre del cordero sacrificado para comer esa misma noche, tomado desde las explicación de sabios que trae el Rabino Marcos Edery: Rabino Isaac Ben Yehuda Abarbanel o Abrabanel, (Lisboa, Portugal 1437-1508), opina que para evitar la ira de los egipcios contra los hijos de Israel debían permanecer dentro de sus casas esa noche ya que al morir los primogénitos egipcios podrían generar violencia contra los hijos de Israel.

Esta postura, podría ser un poco discutida ya que Dios había dispuesto la gracia hacia el Pueblo de Israel por parte de los egipcios, además que el Pueblo egipcio admiraba a Moshé. –Exodo 11:3-.

Rabino Menahem Rapa de Port o Rapoport (Italia, siglo XV), dice que podría haber dos razones para ésta orden: 1) La Shejiná –Presencia Divina- iba a pasar esa noche por Egipto, por lo tanto los hijos de Israel no tenían derecho de salir a percibir un acto que se consideraría rebeldía. 2) Dios había advertido: Vosotros habréis de salir de la esclavitud a la luz del día, liberados formalmente  y no amparados por la oscuridad como esclavos que huyen furtivamente del dominio de su amo.

Esta última posición del jajam Rapoport es muy interesante, no se trataba de huir para escaparse, el pueblo de Israel salía de día, por la puerta grande y no perseguido. Era una orden Divina sobre la humanidad. Unos días después, Dios permite la voluntad egipcia de perseguirlos y como se ve en la historia, los perseguidores mueren ahogados en el mar partido por Dios.

Dios quiso mantener alejado a su pueblo de la desgracia que se venía sobre el pueblo de Egipto, a través de una señoa, en éste caso la señal de sangre en las jambas de las puertas. Recordamos éste episodio cuando colocamos una mezuzá en el marco de las pueblos, para que el pueblo de Israel sepa que Dios está con él.

Si desea abrir el video del rabino Alfredo Goldschmidt sobre quién podía o no, participar de la ofrenda de Pesaj, abra haciendo click aquí en el enlace al video.