2020-09-25 [Num. 793]


Versión Imprimible

Columnistas  - Rabino Eliahu Birnbaum

Rabino Eliahu Birnbaum

Otsdinner2016 181
Por Rabino Eliahu Birnbaum
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 77
Bio:

El Rabino Birenbaum es el fundador y director del Instituto de AMIEL –preparación para rabinos y líderes espirituales-, Dayán -juez en el Tribunal Rabínico Superior del Rabinato de Israel, rabino de Shavei Israel y autor de varios libros de temática judía.

Órgano en la sinagoga en Shabat y Yom Tov

2020-08-12

Organ

Mi visita a Venecia esta semana me motivó a escribir sobre un tema importante para las comunidades italianas. Por lo general, acostumbramos asociar el sonido del órgano en Shabat en la sinagoga con las corrientes liberales del pueblo de Israel. Mas no todos saben que mucho antes del establecimiento de los movimientos reformista y conservador, en las sinagogas ortodoxas de Italia se tocaban tanto el órgano como otros instrumentos musicales en Shabat y en Festividades. Sabemos que se hizo uso del órgano en Shabat y Yom Tov en la sinagoga ashkenazí del Maharam de Padua (Rabino Meir Katzenelboguen 1473-1565), y a partir del siglo XVI y hasta el Yom Kipur de 1965 en la Gran Sinagoga de Roma. En la sinagoga de Turín, así como en las de otras comunidades se hizo uso del órgano en las Festividades judías hasta 1985. Por esta razón en muchas de las sinagogas italianas encontramos que el órgano fue construido empotrado en la pared, como parte del diseño original del edificio.

El empleo de la música en las sinagogas italianas es un fenómeno antiguo. Las comunidades italianas siempre estuvieron a la vanguardia de la innovación tanto en el área del pensamiento, de la exégesis bíblica como de la halajá, adelantándose a las demás comunidades judías europeas. También en el área de la música estuvieron entre los primeros en incorporar su uso durante el rezo en la sinagoga ya desde los días del renacimiento. Rabí Iojanán Alimano, un comentarista y erudito italiano del siglo XV, escribe lo siguiente respecto del empleo de música en la sinagoga en Shabat y Yom Tov: "En la ciudad de Mantua, al escuchar los acordes del órgano ejecutados por el famoso y reconocido organista ciego de Ashkenaz, me sentí atrapado por el deleite que suele embriagar a quienes saborean manjares más dulces que la miel y el néctar…"

La cultura, el arte, y la música estuvieron siempre en el centro de la vida de los judíos italianos, tal como escribiera Rabí Menajem Azariá de Pano (Venecia y Mantua 1548-1620), quien fuera el más importante de los cabalistas de Italia: "'Honra a Dios con el patrimonio que Él te concedió', se refiere a los sonidos agradables, armónicos y medidos de la música, y yo alabo de sobremanera su uso… ya que la música es buena a ojos de Dios y de los hombres…" El profesor Meir Benaiahu explica la especial relación de los judíos italianos hacia la música en los siguientes términos: "Los judíos italianos eran amantes de la poesía y el canto amén de ser destacados músicos… Italia estaba colmada de casas de oración cristianas en las que se rezaba por medio del canto y el uso de instrumentos musicales. El canto brotaba del interior de estos edificios y penetraba los corazones de los judíos que pasaban por las cercanías…" (extraído de su artículo titulado: "La opinión de los rabinos italianos respecto del uso del órgano durante el rezo", investigación importantísima y casi la única que se ocupa de esta cuestión).

La cuestión del uso de instrumentos musicales -especialmente el órgano- durante el rezo, no es en absoluto novedosa. Muchas plumas eruditas se quebraron a lo largo de la historia judía a este respecto. Los jurisprudentes halájicos expusieron diferentes motivos para prohibirlo, algunos vedaron el uso de instrumentos musicales en forma general y específicamente en la sinagoga a raíz de la destrucción del Templo de Jerusalén ya que "una vez destruido el Templo nuestros sabios decretaron que no se toque música" (Tratado de Sotá 49(B), Jatam Sofer V, Hashmatot 192), otros consideraron improcedente que se acompañe musicalmente el rezo para no transformar la plegaria en un concierto (Sdei Jemed VII pág. 403), otros prohibieron tocar música en Shabat y en Yom Tov al tiempo que hubo eruditos que prohibieron específicamente el uso del órgano porque surgió en las iglesias, empero autorizaron el uso de otros instrumentos (Melamed Leho´il I 16, Responsa Igrot Moshé Oraj Jaím II 30). Por otra parte, muchos prohibieron el uso del órgano por haberse transformado en símbolo de las sinagogas reformistas.

Un breve repaso de los libros de responsa italianos nos revela que la ejecución de música en general y del órgano en particular en Shabat por medio de un músico no judío era común y permitido sobre la base de argumentos halájicos pues entendían que esa era la mejor forma de servir a Dios y cumplir con el precepto del Shabat. Por supuesto que hubo también sabios italianos que prohibieron el uso de la música del órgano en Shabat por diferentes motivos.

Una de las primeras consultas respecto de la ejecución de música en Shabat por medio de un gentil se le formuló en 1560 al rabino Abraham Provenzali, quien fuera el titular de las localidades de Ferrara y Mantua: "¿Está permitido que un judío cante en Shabat junto a un músico gentil y eleve o baje el tono de su voz según lo indique la música ejecutada…?"

Rabí Abraham Jai Riggio fue el rabino de Gorizia a comienzos del siglo XVIII y sobre el uso de órgano en la sinagoga en Shabat escribió lo siguiente: "Respecto de si se puede o no decir a un gentil en víspera de Shabat que venga en Shabat a tocar en honor a los novios, me parece que no hay motivo para prohibirlo porque si no temiéramos reparar instrumentos musicales en Shabat, nosotros los judíos podríamos tocar música, y además, no se infringe la prohibición de pedir a un gentil la realización de una labor ya que se habla con este en víspera de Shabat por lo que parece que acude por sí mismo… y no hay temor de infringir la prohibición de pedir a un gentil la realización de una labor que está prohibida rabínicamente ya que entonces se trata de una prohibición rabínica sobre otra preexistente (lo cual torna la acción permitida)…"

El Rabino Gabriel Pontrimoli dirigió la comunidad judía de Casella y se le consultó lo siguiente: "¡Enséñenos, maestro nuestro! Un grupo de muchachos suelen juntarse a cantar los viernes por la noche … y junto a ellos se encuentra un gentil que toca la guitarra gratuitamente… y ahora quieren saber si lo que hacen está o no permitido". Responde el rabino: "…dado que hay quien lo permite… pues en estos tiempos en los que no somos expertos en la elaboración de instrumentos musicales no aplica la prohibición para prevenir que reparemos un instrumento musical por tratarse de algo poco habitual y por ello probablemente es que se acostumbra adoptar una actitud más flexible en esta cuestión, y además nos respaldamos en lo que escribiera el Radbaz en su responsa 132, a quien cito: 'según la norma se puede decirle a un gentil en vísperas de Shabat que venga a tocar en Shabat' ".

El Rabino Shlomo Ioná, rabino de Mantua en el siglo XIX manifestó en estos términos su opinión respecto del uso de órgano en Shabat: "Según todos estos elementos hasta ahora expuestos, creo humildemente que no solamente está permitido a esta sagrada congregación poner un órgano en la nueva sinagoga que está construyendo, sino que además se trata de algo bueno, bello y preciado que lo hagan y lo usen en Shabatot y Festividades para así cumplir lo que está escrito: 'Tzadikim, cantad al Eterno…, alabad a Dios con la lira, con salterio de diez cuerdas', ya que en Shabat es bueno alabar al Creador".

Corresponde recordar que, antes del inicio del movimiento reformista en muchas sinagogas italianas era dable constatar la presencia de un órgano en virtud de las influencias culturales ejercidas por parte de la iglesia y de la sociedad general circundante. El uso del órgano no es consecuencia de la reforma, sino que se trata justamente de una influencia de la iglesia en la que el uso del órgano era central para el culto. De todas maneras, la introducción del órgano en la sinagoga se llevó a cabo en el marco de un debate halájico prolongado que se inició en el siglo XVI, mucho antes de la aparición del movimiento reformista. Es interesante notar que el Rabino Shabetai Moraes (Siena 1860) escribió: "Me opongo a la introducción del uso del órgano en la sinagoga… porque se origina en la iglesia católica y no proviene de nuestro acervo cultural, sino que se trata de una imitación de los cristianos… y me molesta porque justamente esto nos obliga a introducir en la casa de HaShem ejecutantes y coros gentiles".

Tras la iniciativa de los reformistas en Berlín y Hamburgo de usar órgano en la sinagoga en Shabat (1815-1818) comenzó el debate entre los rabinos europeos y los líderes del movimiento reformista. Estos últimos hicieron uso de sentencias halájicas que permitían el uso del órgano en Shabat en Italia como antecedente por lo que esto volvió a encender la discusión entre los rabinos italianos respecto de si permitir o no el uso de órgano en sinagogas en general y en particular los días sábado. Vale la pena remarcar que los rabinos europeos que combatían las innovaciones de los reformistas no aceptaron los dictámenes de los rabinos italianos en este tema concreto a pesar de que por lo general solían respetarlos. Esta actitud de los rabinos europeos no reformistas tuvo impacto sobre las comunidades italianas, donde muchos aceptaron su opinión y dejaron de usar órganos en la sinagoga en Shabat al tiempo que otros continuaron haciéndolo conforme el dictamen halájico italiano y resolvieron que solamente de allí en más no adoptarían ninguna costumbre que los pudiera a semejar al movimiento reformista.

El Rabino Shlomó Ioná (Mantua siglo XIX) intenta explicar la diferencia entre la sentencia halájica italiana respecto al uso del órgano en Shabat y el uso que los movimientos liberales hacen de este instrumento en la sinagoga. En su opinión, la costumbre italiana tiene claro basamento en la halajá y no se puede dejar ese dictamen sin efecto a causa de las nuevas modas que eventualmente surjan:

"No se trata de algo nuevo y ya fue permitido en las comunidades antiguas… por rabinos conocidos por su gran erudición en las raíces de la Torá y sus preceptos, por su gran y verdadero temor a Dios, por lo que es bueno seguir sus caminos. Empero en esta generación en la que abundan las transgresiones … los temerosos de Dios comenzaron a tener recelo de los reformistas, y ante todo aquello cuyo origen desconocen - aseveran: 'ved aquello, se trata de algo nuevo, lo aprendieron de los malvados' y por lo tanto de inmediato lo descartan" 

Resulta claro que los judíos italianos se anticiparon a los reformistas en el uso del órgano en Shabat, no con la intención de transformar la religión sino porque entendieron que un rezo con acompañamiento musical puede resultar mucho  más edificante generando apego al precepto, y la decisión se tomó sobre la base de un serio análisis y discernimiento halájico. También en la cuestión de recitar la homilía rabínica en el idioma local, los judíos italianos se adelantaron varias generaciones a los reformistas, llevándolo a la práctica desde el siglo XVI.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300