2017-12-10 [Num. 647]


Artículos  - Temas no Judaicos

Crónicas de un dromomaníaco

Por León Hochman
2017-05-11

Leonhochman

He estado viajando en forma ininterrumpida desde 1981 cuando me fui con mi familia a vivir a Panamá, allí comencé a trabajar en una empresa que distribuía ropa de una marca muy famosa, recién llegué me enviaron a viajar por casi todas las islas del Caribe. Cuando regresé del viaje, un día estaba en mi casa mirando mi pasaporte y quedé hipnotizado al ver la cantidad de sellitos que tenía, en ese momento sentí que me picó el mosquito de los viajes, ya no pensaba sino en viajar. Me convertí en un Dromomaníaco o sea en un adicto a viajar, en un obsesivo por los viajes.

He visitado un montón de ciudades, pueblos y veredas en todo el mundo pero la verdad esa cuenta no la llevo. La cuenta que sí llevo es la de los países. En el mundo hay 196 países que son 193 miembros de las Naciones Unidas más tres países que no son miembros de esa organización que son Kosovo, Taiwán y el Vaticano. En este momento he estado en 162 países, faltándome solamente por visitar 34 que están 27 en África y 7 en Asia. Mi meta, con el favor de Dios, es completarlos en los próximos tres años y convertirme así en el primer colombiano en haber estado en todos los países del mundo.

En el mundo hay muchos sitios espectaculares, como Siberia con su Lago Baikal, las Islas Seychelles, el Tíbet, el Ártico, la Antártida, Colombia misma es un país muy bello e interesante para recorrerlo, pero no me atrevería a hacer una clasificación porque al ser una opinión subjetiva de pronto estaría siendo injusto. Yo tengo una frase que la he puesto en mis tres libros: “Todos los lugares del mundo son bonitos y cada uno tiene su encanto, lo que sucede es que algunos ameritan volver a visitarlos y otros no”.

Ante la pregunta de Hashavúa si en algún momento sentí miedo, recuerdo que cuando estuve en Irán en el año 2008, cometí un error al escribirle a mi esposa Anita al email de su oficina, ella trabaja en una institución sin ánimo de lucro que se llama Friends of the Israel Defense Forces, los email se demoraban unos cinco minutos en irse lo que me indicaba que los estaban filtrando, a los tres días caí en cuenta del error y estuve pensando todo el tiempo en que los organismos de seguridad iraníes me estarían buscando, mi temor se acentuó aún más el día que salí de Irán, al pasar la emigración pensé que el oficial al ver mi pasaporte me iba a detener, afortunadamente no sucedió pero no tuve paz hasta que el avión despegó y aterrizamos en Yereván la capital de Armenia.

Madang. Papua Nueva Guinea

Safari en las Dunas. Desierto de Quatar

¿Cambiaría de lugar de vivienda a otro país? Creo que Australia seria definitivamente un buen vividero pero soy un convencido de que el sitio para irse a vivir, si es que algún día decidimos movernos nuevamente, es Israel.

Por principio no repito lugares a los que ya haya visitado, a menos que me toque hacerlo por motivos de conexiones aéreas, si ya tengo que gastar tiempo y dinero, prefiero ir a países que nunca haya visitado, el único país que repito y repito sin cansarme y cada vez que voy me sorprende más, es Israel.

Pregunta Hashavúa si estuve frustrado de alguno de los lugares visitados pero pienso que de ninguno, a cada sitio le encuentro su encanto.

¿Qué si tengo planeado viajar? sí. En este momento estoy planeando ir por séptima vez a África, continente en el que todavía me faltan 27 países por visitar, es que es un continente muy pero muy extenso.

He aprendido mucho, culturas, comidas, bailes folclóricos, vestidos típicos, etc.  Pero creo que lo más importante que me ha pasado es que me he vuelto más tolerante, he interactuado con personas de muchas religiones, he visitado sus templos con mucho respeto, he escuchado sus argumentos sobre sus dioses y creencias, cada uno piensa que tiene la verdad revelada y eso yo lo valoro y respeto mucho. 

Al principio viajábamos en familia pero al pasar los años los hijos fueron creciendo y sus prioridades fueron cambiando, desde que nos volvimos abuelos, mi esposa Anita no quiso volver a viajar, solo quiere estar con los nietos lo cual me parece muy bonito y entiendo ese sentimiento tan fuerte que existe en la relación abuelos-nietos, por lo que desde hace algunos años viajo incorporándome a algún grupo o yo solo lo cual me encanta porque puedo manejar mi ruta, mis prioridades y mi tiempo.

Mi familia vive pendiente de mis viajes y me preguntan mucho, sobre todo mis tres nietos, se saben de memoria el mapa del mundo con los pines que le he puesto en los lugares en donde he estado y que con orgullo lo tengo en mi estudio.

Me encantaría visitar los 34 países que me faltan, los 27 de África y los 7 de Asia, no son fáciles debido a los problemas que existen hoy en el mundo y que todos conocemos pero trataré de completarlos. A mí me gusta ir a todos los lugares, es cuestión de paciencia y esperar a que se presente la oportunidad en el momento indicado.


Galería de Imágenes

Autor:
Hotchman2
Hotchman3
Hotchman4

Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300