2019-08-21 [Num. 735]

Ad

Artículos  - Actualidad y Medio Oriente

Hashavúa

Profile facebook2
Por Hashavúa
Email: hashavuabogota@gmail.com
Página Web: www.hashavuabogota.com
Artículos del autor: 110
Bio:

¡Ay! Dios mío, ¡éstos medios de comunicación!

2015-01-22

Typewriter

Con los recientes acontecimientos terroristas en Francia y la decisión de importantes periódicos estadounidenses y algunos otros de otros países, de no publicar las caricaturas producidas por el atacado periódico Charie Hedbo, por cuestiones de seguridad y por no ofender a la religión islámica, como el diario danés Jyllands-Posten, Wall Street Journal o New York Times, se destapa una nueva-antigua olla podrida: que son las comunicaciones. Me refiero a los comunicadores, dirigentes de medios que escriben recortado o “ampliado”, según su propia corriente de pensamiento y la imparcialidad no les toca, volviéndose precisamente los medios que facilitan su labor principalmente a terroristas.

Se dijo en muchísimos medios de comunicación, medios serios, reconocidos, que el Primer Ministro Benjamín Netaniahu, no había sido invitado a participar en la marcha contra el terrorismo en Francia y hasta el Presidente de Francia Monsieur François Hollande, le había dicho que por favor no viniera y además en los medios se había dado el argumento por el cual no quería el presidente Hollande que fuera. Como se hizo presente, uno entonces se imaginaba a Netaniahu, pataleando en casa: “pues sí, quiero ir! Si voy, si voy!”, y fue… un poco abstracto.

La noticia fue emitida inicialmente en el canal 2 de la televisión israelí, -la cual, supongo, fue tomada como base para el anuncio en los otros medios-. Cuando el Primer Ministro Netaniahu anunció al gobierno francés que iba a asistir, Hollande decidió invitar también al presidente Mahmud Abbas. Los “analistas” de los periódicos que cantaban muy entonados la noticia que Netaniahu no estaba invitado o no era bien recibido, les tocó mirar a otro lado silbando descuidadamente y dejar el tema a un lado “disimuladamente”, especialmente al verlo marchar en primera fila, del brazo con importantes dirigentes y cerca de Netaniahu estaba Abbas. Pero más avergonzante debió ser el hecho que Nethaniau estuvo esa noche en la Gran Sinagoga de París acompañado, muy afectuosamente, ni más ni menos que por el Presidente francés Hollande.

Esa noche en la sinagoga, Netaniahu pronunció un discurso importante y directo, ya sabemos que Netaniahu es directo, a pesar de la objeción de muchos, él no es diplomático, él es un típico israelí, él dice lo que va pensando. Y fue criticado por que al final de su discurso en el que comunicó a los judíos franceses que si decidían ir a vivir a Israel serían acogidos con amor. Eso no le gustó mucho a algunos del gobierno francés y tampoco a muchos judíos especialmente políticos, porque, “Huy, qué pena con los franceses”. Pero lo que dijo Netaniahu era verdad. Francia es el país que más actos antisemitas ha recibido los últimos años, y ni siquiera merecieron ser publicados, ni las autoridades se dedicaban a defender o a perseguir a los terroristas atacantes. Hubo muchas víctimas por esos ataques… pero los diarios ni semanarios ni otras publicaciones, les parecía que eran noticias merecedoras de ser publicadas; yo me enteraba porque mi hermano, León Celnik, que se lee todos los periódicos importantes del mundo cada día, hasta las letras chiquiticas –donde algunas veces aparecían los ataques, me contaba. –Cuando desee saber cualquier cosa que pasa en el mundo, usted pregúntenle a mi hermano, él sabe-.

Estuve escuchando la radio esta mañana –hoy es martes 13 de enero-, pasé de una estación a otra, para saber qué novedades había en Colombia, o en Francia; aún se habla bastante del tema de Charlie Hedbo, eso es bueno, la noticia no dejó de ser importante a la semana como suele suceder. En una estación que criticaba la posición de los periódicos que habían decidido no publicar las caricaturas por temor a algún ataque del Islam Radical, porque estaban reprimiendo la libertad de prensa, se armó la polémica alrededor del tema. Unos decían que había que ser solidario, otros decían que un medio de comunicación no tiene por qué ofender a ninguna religión, y cada argumento se volvía más interesante y daba qué pensar.

Lo que no se discutió es, que si hay que dejar de ser agresivo en palabras y caricaturas para evitar el peligro real de un ataque yijadista, entonces mi consejo es este: hay que dejar de ser judío para que no te ataquen, hay que dejar de ser cristiano, para que no te ataquen, tampoco conviene ser budista u otra religión diferente a la islámica radical, o sea no debes ser islámico moderado; hay que dejar de comer kosher para que no te ataquen, hay que dejar de ir a trabajar a torres altas en los Estados Unidos, hay que dejar de trabajar en la bolsa de los Estados Unidos, hay que dejar de ser niño en alguna escuela en Pakistán, hay que dejar de ser niña en Nigeria, no debes moverte en transporte público en Inglaterra para que los islamistas radicales no te exploten, tampoco en España… etc. (claro que hay más de etc. que de lo que he mencionado).

En resumen: hay que dejar de vivir y ocultarse para no meterte con los terroristas; pero lo que no creen estos medios es… que pronto llegarán de todas maneras con sus armas a tomar posesión de “la palabra pública”, si no se les frena a nivel comunicación, aparte del nivel de justicia penal.

Los medios de comunicación no deben dejar de ser informadores, no dejar de mostrar sus opiniones y lo que sí deben hacer es promover que los opositores de opinión se defiendan con palabras con gráficos o con lo que sea mientras que no explote o que no se clave. ¿Cuál es el periodismo ideal?, el que sale del alma, el que dice lo que siente y no se molesta que otro piense diferente. Que se da el permiso de recapacitar. El que no se deja amedrentar, el que no acepta el odio, el que promueve los valores humanos y los derechos humanos, el que siente piedad por los que mueren o por los que son atacados físicamente sin darles justificación a los atacantes, el que considera que el valor de la vida está por encima del valor del derecho, que el valor del derecho está por encima de los sentimientos personales, el que considera que los sentimientos están por encima del poder o de la gloria, en fin, el que tiene una escala de valores cuyo efecto da como resultado la paz, el amor entre la humanidad, y la justicia con sabiduría.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300