2019-12-07 [Num. 751]


Versión Imprimible

Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Rav Daniel Shmuels

Unnamed
Por Rav Daniel Shmuels
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 185
Bio:

Rav Daniel Shmuels nació en Bogotá, Colombia. Psicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, Psicoanalista del Lacanian School of Psychoanalysis e hizo sus estudios rabínicos en el Rabbinical College of America. Inició como First Assistant Rabbi para Kohel Ohev Shalom y para La Oficina del Chief Rabbi of Florida. Miembro fundador y honorario del Beit Din Of South Florida perteneciente a los Batei Din of America. . Actualmente director del Private Shul of North Miami.

Cuando Tishá Beav cae en Shabat

2018-07-18

Tisha ve av

Tishá Beav es el único ayuno mayor estipulado por nuestros rabinos; esto quiere decir, que el ayuno inicia antes de la caída del sol hasta después del anochecer del siguiente día. Los demás ayunos establecidos por nuestros sabios son menores. En el caso de este año, Tishá Beav técnicamente cae en Shabat; empero, debido a que es un ayuno rabínico se mueve para el domingo haciendo que este Shabat sea entonces Shabat Jazón, el Shabat de la visión o de la profecía, nombre otorgado por la Haftará que se lee en este día. 

Debido a que Shabat está justo antes del ayuno, hay una serie de Halajot que cambian tanto para su preparación como para su ejecución al concluir Shabat. A continuación se hará un breve listado de aquellas instancias en las que estas Halajot cambian.

Durante Shabat se puede comer carne y beber vino, inclusive durante la Seudat Shalosh; sin embargo, debido a que esta comida es el equivalente a la Seudat Hamafseket, o comida de preparación para el ayuno, esta no se puede hacer en la compañía de amigos. Debido a ello, la tercera comida de Shabat se debe llevar a cabo con los miembros del hogar alrededor de la mesa y al finalizar se debe recitar el Birkat Hamazón con un Zimun si es posible. Técnicamente, la Seudat Hamafseket de Tishá Beav debe ser comida en el suelo sin que los miembros del hogar se vean directamente y la Jalá debe ser untada en cenizas. En este caso, debido a que está prohibido llevar a cabo cualquier señal de duelo durante Shabat, nuestro proceder cambia. Así mismo, la tercera cena debe finalizar antes de que empiece la caída del sol porque a partir de ese momento está prohibido comer, beber o lavarse; esto, a diferencia de un Shabat normal donde el objetivo de la Seudat Shalosh es prolongar el Shabat. 

Debido a que no usamos zapatos de cuero durante un ayuno, es importante aclarar que no nos quitamos los zapatos sino sólo hasta después de pronunciar Barjú durante el rezo de Maariv; de cualquier forma, el Shliaj Tzibur se los debe quitar antes de iniciar el rezo para no interrumpir sus oraciones. Es nuestra costumbre llevar zapatos que no sean de cuero antes de iniciar Shabat a la sinagoga para ponérnoslos en el momento en que inicia el ayuno. En algunas comunidades se acostumbra a llevar a cabo el rezo de Maariv descalzo para entonces sólo ponérselos al finalizar el rezo. Antes de quitarse los zapatos debemos recitar la oración Baruj Hamavdil Bein Kodesh Lejol, Bendito Sea Aquel que separó entre lo sagrado y lo mundano, sin que mencionemos Su nombre ni Su soberanía sobre el mundo. 

Cuando Tishá Beav cae en Shabat, está prohibido tener relaciones maritales el viernes en la noche, la única excepción es que esa sea la noche de la inmersión en la Mikve ese mes para la mujer. Así mismo, está prohibido que los esposos tengan cualquier tipo de contacto físico durante Shabat; por ejemplo, tocarse las manos.

En el caso de este año, donde Tishá Beav cae en Shabat, hay que ser muy estricto en relación con estudiar sólo los temas permitidos durante Tishá Beav; por consiguiente, Pirkei Avot no debe ser estudiado en la tarde de Shabat. 

En relación con Havdalá, nosotros no hacemos el ritual sino hasta después que haya finalizado Tisha BeAv más no justo al finalizar Shabat. Después de finalizar el ayuno de Tishá Beav recitamos la oración de Havdala sobre una copa de vino o jugo de uva. Es nuestra costumbre evitar cualquier otro tipo de bebidas alcohólicas para este fin en esta ocasión exclusivamente. De cualquier forma, las Brajot y el procedimiento sobre las especies y sobre la luz no se recitan ni se llevan a cabo. En el caso que haya finalizado Shabat y se observe una vela encendida se debe recitar la Brajá de Meoré Haeish. Es importante anotar que en la Amidá debemos leer el párrafo de Atá Jonantanu. Si una persona se olvidó de rezar ese párrafo debe seguir con sus oraciones común y corriente sin mencionarlo del todo. La razón de esto es que al finalizar Tisha BeAv se hará Havdalá sobre una copa de vino e igualmente no se comerá antes de llevarla a cabo. Debido a esta posibilidad, es importante instruir a todos los miembros del hogar que antes de llevar a cabo una labor cotidiana deben pronunciar Baruj Hamavdil Bein Kodesh Lejol. 

Si un Brit Milah se debe realizar el domingo cuando Tishá Beav se ha pospuesto porque ha caído en Shabat, los padres del niño, el Mohel y el Sandak deben recitar el servicio de Minjá media hora después del mediodía del domingo; entonces, pueden recitar Havdalá sobre una copa de vino, comer y lavarse las manos. De cualquier forma, la Seudat Mitzvá sólo se puede llevar a cabo después de la caída de la noche. Este mismo proceder aplica cuando se lleva a cabo un Pidión Haben en el momento indicado; es decir, el padre y el Cohen que lleva a cabo la Mitzvá no tienen que completar el ayuno.

Al romper el ayuno, está prohibido comer carne o beber vino el domingo en la noche porque nuestros sabios nos enseñaron que el Templo siguió quemándose hasta el 10 de Av. El lunes no hay restricciones de ningún tipo. 

Esperando que Klal Israel tenga un ayuno apropiado y que veamos en nuestras vidas este día convertirse en un día de regocijo. 



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300