2020-08-03 [Num. 785]


Versión Imprimible

Judaísmo  - Otros

Alter B. Himelfarb W.

Pen
Por Alter B. Himelfarb W.
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 17
Bio:

Coronavirus: ¿castigo Divino?

2020-07-01

Covid2

En ésta época de la Pandemia del Coronavirus, donde apenas las salidas de casa, han sido para botar la basura o ir al súper, queridos amigos, yo sostengo, que el Coronavirus, es un castigo Divino.  La  humanidad desde luego, ha ido evolucionando, -y no es que sea “hincha” de Darwin-.  Tuvo su Génesis. Aparece el hombre, sólo él, dueño de la  Naturaleza y de los inmensos PARAÍSOS TERRENALES.

¿Y quién carajos hizo todo esto? ¿Quién habría hecho tanta belleza? Pensó que algún animal; de pronto el sol, que lo ve de día o la luna, que la ve de noche.  Más adelante, comienza a rayar las paredes de la caverna que habita, como para ir dejando historia de ésa humanidad que él vive.  Hace figuras o estatuas de barro que carga consigo y los llama sus dioses.  En otros ignotos continentes, emergen esos mismos cuestionamientos y los resuelven con figuras de oro, o lagunas o montañas humeantes, etc.  Respuestas que cada núcleo o ser humano se da a sí mismo.

Este ser primitivo, con pocos elementos de juicio, probablemente hace mal uso de ésa  naturaleza.  El uso descontrolado, lo lleva a perder el poder y dominio absoluto de ese “Paraíso Terrenal”. Comienza a depredar, pensando que sus actos “no hacen daño”.

¿Qué enseñanzas dejaron los Baales o los dioses romanos o los griegos? ¿Fueron solución a los problemas existenciales del hombre? ¿Después de siglos, para qué sirvió toda la filosofía griega o romana? ¿Se podría medir en porcentajes, el beneficio que sus brillantes ideas aportaron para el bien de la Humanidad?

Pero sigamos, “kadima”, adelante, como decimos en Israel.  Ubiquémonos cuando José, el hijo de Yaacov, está ante el Faraón, a donde fue llamado para interpretar los sueños.  José le dice al Faraón, (Faraón Hicso) que su interpretación de los sueños, venía  de Dios.  El Faraón nombra como Virrey a José y efectivamente, las cosas funcionaron.

Los hebreos fueron a vivir a Goshen. Años después hay otro Faraón, que arremete contra los hebreos.  Los esclavizan...aparece  Moisés...aparecen las 10 Plagas. ¿Por qué las 10 plagas?  Fueron castigo de Dios.  Pero no creemos en que Dios tuvo algo que ver en ello. No nos olvidemos, que había 600.000 hombres hebreos atestiguando.  600.000 hombres mal alimentados y famélicos.

¿Cómo un pueblo en esas condiciones de salud, llega a zafarse del ejército del Faraón, bien pertrechado?  ¿Y el paso por el Mar Rojo?  También los mismos 600.000 hombres fueron testigos.  ¡Aquí no hay FE. Hay testigos!

Pero hagamos un “rewind”. A los tiempos de Noé.  Es decir no creemos, en que hoy en día, Dios “inundó” el mundo con el Coronavirus.  Pero cuando hablamos de la época de Noé, mencionan algunas personas, que también en Mesopotamia, hubo el diluvio.  ¡Esto es, lo hubo! Y la razón de esa medida, la encontramos en Génesis, Cap. VI, v. 5-8: “Vio el Eterno que era grande la maldad del hombre en la tierra...su pensamiento...malo todos los días...borraré al hombre que he creado...estoy arrepentido de haberlos hecho...Más Noé halló gracia a los “ojos” del Eterno”.

Dios está “encolerizado”, -me perdonan la expresión-, por la maldad del hombre.  Esto es, no había “Justicia Social”. Pero es que tampoco había motivos para que hubiera “Injusticia Social”.

Volvemos entonces con Moisés, a la entrega de los 10 Mandamientos en el Monte Sinaí.  Dios ordenó que “Seis días trabajarás y al séptimo descansarás, tu...toda tu familia...tus empleados...tus  vehículos...”.  Que descansara el ser humano y al mismo tiempo, DEJAR DESCANSAR LA NATURALEZA.  Nosotros somos parte de la naturaleza....¿Sí o no?  Pero se atravesó el Cristianismo, endiosando a Jesús... y con el correr del tiempo, con el “teléfono roto” de la historia, años y años después, aparecen los llamados “Evangelios” y fue el puntillazo final, por cuanto los llamaron “Nuevo Testamento”, mientras que nuestro Pentateuco, fue llamado el ”Antiguo Testamemto”.  Los cristianos crearon la palabra “Religión”, que no existía.

Nosotros que somos de la generación que recibió clases de Latín, la palabra Religión proviene de “re-ligare”, que significa “volver a unir”. O sea, que su Nuevo Testamento, se convirtió -según ellos-, en la nueva liga o lazo.  De esa manera, el Cristianismo, se auto-convierte en el “Nuevo Canal de Comunicación con Dios”.  Ellos se apoderan de la Franquicia Divina y ahí comenzó el mundo a volverse...me perdonan... “mierda”.

El tal Emperador Constantino, siendo aún pagano, decide el ”hijuemadre”...lo que más tarde fue refrendado con toda la parsimonia de uno de los Concilios, logró que estúpidamente la Iglesia Cristiana cambiara el dia sábado de ”descanso” por el Domingo, pero, pero, sin la connotación del Shabat judío.  

Hagan cuentas:  Cada año, tiene 52 semanas o 52 sábados. 2000 años x 52 sábados, equivale a 104.000 sábados. Dividiendo esta cantidad en 365 días/año,  nos arroja, que la Humanidad, por orden del pagano Constantino, dejó de descansar al día de hoy, el equivalente a 285 años.  La gran Iglesia Cristiana, mandó “a la mierda” el descanso con el parámetro del Shabat y Dios nos mandó el “regalito” del CALENTAMIENTO GLOBAL.  

Pero la gente no cree en Dios y a las grandes corporaciones les resbala todo eso y a los gobiernos les importa un sieso y se sigue deteriorando irremediablemente, la naturaleza.

Las “Relaciones Homosexuales” o “Sodómicas”, un pecado.  Prohibición en el Pentaeuico (Toráh).  Y de ahí en adelante toda esa roña de los matrimonios homosexuales y la adopción de hijos.  Y ahí nos mandó el “regalito” del SIDA.  La Humanidad le para más bolas a los “Constantinos” modernos, llamados “Defensores de los derechos Humanos” y Legisladores, que abandonan la palabra de Dios, contrariando Su Voluntad y comenzando a degenerar y a corromper, la Composición Familiar y Social actual. ¿Creemos en Dios?  No no creemos!

Comer animales prohibidos y todas esas porquerías...ahí está el “regalito” universal del Coronavirus.

Toda la Monarquía europea y snobistas, cazando animales, obra de Dios, para colgar sus cabezas en las paredes como trofeo y sus pieles como tapetes. Y ni qué decir de las corridas de toros en el ”Santo mundo Cristiano” ¿Creemos en Dios? No, no creemos.

Dice el Pentateuco, que no cohonestarás con el Soborno. Todos los países, especialmente los “cristianos” de América Latina, están hasta la coronilla. El Pentateuco, busca hacer Justicia Social, pero no ha podido.  Los Gobiernos se roban los dineros que son del pueblo, privándolos de Educación, Salud y Vivienda.

Después de 200 años de “Independencia”, todos esos países no han podido cumplir con esos objetivos. Y mientras la gente siga en la ignorancia, ellos,sus hijos y los hijos de sus hijos, seguirán ELIGIENDO a toda esa partidas de rufianes, a ellos, a sus hijos y a los hijos de sus hijos, quienes están prestos  a agotar los presupuestos con sobrecostos  y a no permitir que haya construcción de nuevas escuelas y nuevos hospitales.  Lo más grave, es el daño colateral, por cuanto restan recursos para obras de utilidad común, perjudicando el futuro y bienestar de un país ¿Creemos en Dios? No, no creemos.

Hay más, mucho más....

Esto del Coronavirus, no es un premio, ni un alivio, ni un estímulo. Es una aflicción, una mortificación, una sanción.

Todo esa literatura...que los chinos, que los gringos, que Wuhan, etc...esos son agentes de una Voluntad que está Verraca, Inconforme con el comportamiento Global de la Humanidad.

Hemos tenido en nuestras manos, la opción de manejar este mundo que Él nos dió y hemos sido incapaces.  Las enseñanzas recibidas desde que comenzamos a vivir, dentro de un mundo cristiano y/o musulmán, no han dejado  nada en nuestros cerebros.  ¿Malos los profesores (ética y moral) o malos nosotros sus alumnos? ¿O malos ambos?

En Levítico, Cap. XIX, v. 17, Dios nos ordena: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.  'Creemos en Dios?  No, no creemos

Somos inteligentes, pero no tenemos SABIDURÍA.  En Proverbios Cap. 9. v.10, encontramos, que  “El temor (respeto) a Dios, es el principio de la Sabiduría”.

Por donde se le mire y analice, “no tiene pierde”.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300
Isabel Vaca
Gran articulo, certero, verdadero y tristemente no comprensible para tanta gente que no sigue la Torah. Gracias...
Leer más 2020-07-06