2018-11-16 [Num. 696]


Artículos  - Israel y Sionismo

Una vez más ¿y van?

Por Moshe Govrin
2016-11-17

Trump

Alfei Menashé, 15 de noviembre de 2016

El 8 de noviembre  se llevaron a cabo las elecciones en los Estados Unidos y en ellas según el mismo sistema usado hasta ahora desde su independencia ganó el actual presidente electo Donald G. Trump.

Anecdótico: El nuevo gobernador de Misuri es un republicano judío, Eric Greitens, de 42 años, autor, bienhechor, ex Navy SEAL. Es el expresidente y fundador de “The Mission Continues”[i]. En 2013, la revista Time lo incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo y en 2014 la revista Fortune lo incluyó como uno de los 50 líderes más grandes del mundo.

Algunos “especialistas” definieron el resultado como sorprendente, asombroso, increíble, etc. ¿Todas estas calificaciones para quién? Para los mismos “especialistas” y los “infalibles”  encuestadores que predijeron los resultados del brexit, del acuerdo de paz en Colombia, de las elecciones de Grecia, España y finalmente de Israel, los llamados por ellos mismos “guías del mundo” que saben mejor que la “masa” qué es bueno y qué es malo, que viven en sus lujosas torres de marfil, que con la arrogancia que los caracteriza en todo el mundo occidental no saben o no pueden ver lo que sucede en el mundo real.

Son las mismas coaliciones israelíes de prensa, poderosos, “estudiosos" que por ejemplo antes de las últimas elecciones  en Israel salieron con el lema “solo no Bibi” dijeron lo mismo para “no Trump”. Aquellos que dijeron que el payaso Trump que solo busca promover sus negocios y se acabará en unas pocas semanas. Y las semanas se convirtieron en meses…y ganó la candidatura. Dijeron que no puede ganar la presidencia…¡Y ganó!

Yo creo en las virtudes de la globalización económica pero soy consciente del precio que pagan los que quedan atrás. Los que pagan el precio de la reubicación de empresas en países donde los salarios más bajos y los beneficios sociales o no existen o son ínfimos. Creo que es obligación de las mal llamadas “elites nuevas” la de crear alternativas de empleos a los mineros, a los obreros, etc. Para ello se les debe entrenar para las nuevas necesidades. No solo decirlo. Como alguien dijo: queremos empleos y bien pagados, no queremos cupones de alimentos. No queremos que nos compren con ayuda federal, queremos trabajar. Y este es el mensaje  que los “mudos” enviaron en estas elecciones, como en España, Grecia, Reino Unido.

¡Ya basta! Los países no son las burbujas de Londres, Nueva York, California o Tel Aviv, las burocracias internacionales que bregan por “ajustes dolorosos” deben escuchar a la gente. No son/somos números, son seres humanos que no quieren ser definidos por los encuestadores (los nuevos oráculos) como categorías. Si eres hombre, mujer, blanco, afroamericano, latino, pobre, rico, poco educado, profesional, vives en las zonas rurales, ciudades, seguro votarás de esta forma…y Trump fue capaz de escuchar este grito, este lamento. El multimillonario, el que explota a sus empleados, el bufón.

Parece que este bufón utilizo su táctica para mostrar  lo que traducido del inglés le dio a su electorado “recibes lo que ves”. Pero que “sorpresas”. El latino de origen cubano le dio su voto en forma significativa. Eso significó Florida. El “macho” recibió el voto de las mujeres blancas, educadas, de ingresos altos.

El sorprendente resultado electoral del martes en EEUU reflejó la falta de ganas de votar entre los clásicos de la izquierda: minorías, jóvenes y votantes de las grandes ciudades. Este fue el factor principal. La famosa “gran coalición” que levantó dos veces a Barack Obama llegó desgastada al 8 de noviembre; sus elementos perdieron fuerza, ¿Será porque el partido demócrata se convirtió en el partido de los ricos?

Como dice el mensaje de Bernie Sanders después de las elecciones:

“Donald Trump aprovechó la ira de una clase media en declive que está enferma y cansada de la economía del establecimiento, la política del establecimiento y los medios del establecimiento… La gente está cansada de trabajar más horas por salarios más bajos, de ver empleos decentes mal pagados ir a China y otros países de bajos salarios, de multimillonarios que no pagan impuestos federales y de no poder pagar una educación universitaria para sus hijos. Mientras que los muy ricos se hacen mucho más ricos… En la medida en que el Sr. Trump es serio en perseguir políticas que mejoran las vidas de las familias trabajadoras en este país, yo y otros progresistas estamos preparados para trabajar con él. En la medida en que persiga políticas racistas, sexistas, xenófobas y anti-ambientales, nos opondremos enérgicamente”.

Es decir que merece una oportunidad. La misma oportunidad que cualquier nuevo electo legítimamente tiene o debe tener.

Sobre Israel y comunidades judías

Respecto a la aparición de esvásticas luego de la elección en los Estados Unidos estoy seguro que no son ni inspirados ni empujadas por nadie del grupo de Trump. Son los de siempre y de ambos lados…

Les invito a ver el video del 14 de julio de 2014 ppdo en el cual se ve a manifestantes musulmanes gritando en las calles de Chicago “Free Palestine, death to Israel, death to America”. Y esta foto, que muestra los arrestos de gente vinculada con Daesh en los Estados Unidos. ¿Será terror islamista radical o aún no?

Y a los primeros nombramientos, los mismo “especialistas” que no supieron leer el mensaje en la pared “analizan” ahora y ya sacan conclusiones… que no son buenos… que no tienen experiencia… que son contradictorios… que el nombramiento de Stephen Bannon dueño de un medio digital conservador, Breitbard, es racista, antisemita, que no quiso enviar a sus hijos a colegios donde había estudiantes judíos (según dijo su divorciada), que es peligroso para la comunidad judía.

Entré a este sitio y comprobé con asombro ya que no lo había hecho nunca antes que el editor jefe se llama Joel Pollak, judío ortodoxo, y en una entrevista con CNN rechazó los ataques  dice que con seguridad nunca hubo un asesor más pro israelí.

Estos nombramientos parecería que marcaran una posible tendencia y es que buscará nombramientos equilibrados. Veremos. Parece ser que nombrará a Rudy Giuliani como Secretario de Estado. Con certeza pro israelí.

Si debo juzgar por los anuncios hechos durante la campaña y por varios hechos objetivos como que tiene nietos judíos según la Halajá. Que su hija fue a rezar a la Tumba del Rebe de Lubavitch antes de las elecciones, que su yerno Jared es sionista, creo que podemos tener esperanzas que una nueva etapa, positiva, comienza para la relación con Israel y tal como dice que quiere que no solo sus votantes sino todos los ciudadanos americanos estén orgullosos de él, espero que tenga éxito.

En Israel la casta esperaba que gane Clinton. De esa manera obligarían a Netanyahu a poner fin a la “ocupación”. Que se terminaría la fiesta de la construcción en los asentamientos de Judea y Samaria…

No tiene importancia que la administración Obama dejara una tierra completa arrasada en el Medio Oriente, que van para 500,000 los muertos en la guerra civil de Siria, que Irán se está fortaleciendo y contribuye así a fomentar el terror, que las sanciones que se levantaron le permitirán recibir 150 mil millones de dólares.

De esto habló también habló Trump-candidato en su campaña.

Prometió que pondría fin al conflicto, que reforzará la posición de Israel ya que es un aliado fiable y que no permitirá la financiación a las organizaciones terroristas palestinas. Mientras, el líder de Hamas, Mashal, le recomienda a Trump que abandone a Israel ya que es una carga inútil para él. Hamas luego de las elecciones dijo que aguarda más "parcialidad" de Estados Unidos, aunque espera que Trump "reevaluará" su postura sobre la cuestión palestina.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, yo lo sigo llamando por su nombre de terrorista Abu Mazen, felicitó al presidente electo de Estados Unidos por su victoria en un comunicado y dijo que espera que Trump realice una "paz justa" durante su mandato, según la agencia oficial de los palestinos Wafa.

En una declaración anterior del portavoz de Abbas, Nabil Abu Rudeineh, también publicada por Wafa, dijo que la Autoridad Palestina trabajara con cualquier presidente estadounidense que se esfuerce por concretar una solución de dos estados para el conflicto israelí-palestino. Esa declaración, emitida inmediatamente después de que la victoria de Trump fue anunciada, omitió el nombre del presidente electo.

Lograr la paz en la región, añadió Abu Rudeineh, tiene que basarse en un Estado palestino independiente dentro de las fronteras de 1967, con Jerusalén oriental como su capital: "La administración estadounidense debe darse cuenta que lograr la paz y seguridad en la región vendrá al resolver la cuestión palestina por medio de una solución justa y legítima internacionalmente, que conducirá a la eliminación del caos y el extremismo en el mundo".

Jason Greenblatt, asesor de Trump, aseguró el último jueves que los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este "no son un obstáculo para la paz". "Trump no considera que los asentamientos sean un obstáculo para la paz", ha dicho, en una entrevista a la Radio del Ejército de Israel, agregando que la política del futuro presidente sobre el conflicto palestino-israelí es diametralmente opuesta a la del actual, Barack Obama. Así, ha afirmado que "ambas partes van a tener que decidir cómo manejar la región", reiterando que "Trump no considera que la actividad en los asentamientos tenga que ser condenada".

La Administración Obama ha criticado en reiteradas ocasiones los anuncios de construcción de viviendas en los asentamientos israelíes, lamentando su impacto negativo en el proceso de paz. Sin embargo, el asesor de Trump ha recalcado que el futuro presidente "no va a imponer ninguna solución a Israel". "Considera que la paz tiene que surgir de las partes implicadas", ha sostenido.

En este sentido, ha indicado que Trump "ofrecerá cualquier contribución, pero no es su objetivo ni debe ser el de nadie imponer la paz a las partes".

Por otra parte, Greenblatt ha manifestado que el presidente electo "considera que Israel está en una posición muy dura y necesita defenderse", según ha recogido el diario local 'The Jerusalem Post'. El asesor de Trump ha adelantado además que Trump cumplirá su promesa electoral de mover la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Las sedes diplomáticas se encuentran en Tel Aviv, capital reconocida ya que Jerusalén se encuentra dividida, a pesar de que Israel insiste en que la capital del país es Jerusalén.

"Creo que lo dijo, y va a hacerlo. Es un hombre de palabra. Reconoce la importancia histórica de Jerusalén para el pueblo judío, no como la UNESCO", ha resaltado.

Pero como dijo Sócrates (según Platón) SOLO SÉ QUE NO SÉ NADA


[i] Organización sin fines de lucro que permite a los veteranos enfrentar el reto de adaptarse a la vida en casa para encontrar nuevas misiones


Galería de Imágenes

Haga click en las imágenes para agrandarlas.

Autor:

Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300