2017-12-16 [Num. 648]


Judaísmo  - Libros y Textos

Folklor Vs. Historia

Por Raquel Goldschmidt
2016-06-29

Rabinos3

En el Talmud, encontramos dos tipos de contenidos: Halajá –leyes- y Hagadá –relatos-. Las leyes se las dejamos a los rabinos quienes en cada comunidad guían a sus directivos para que se cumplan las bases de nuestra identidad judía y a los maestros para que eduquen a sus estudiantes. En tanto que la parte de Hagadá, se muestra por momentos graciosa, por momentos dramática, por medio de relatos que sirven para complementar la legislación de la Torah y la actividad tanájica. Muchos de estos relatos no son hechos históricos, algunos sí, pero siempre son relatados con la intención de hacer comprender muchas figuras legales o históricas que son difíciles de razonar. Estas hagadot son parte del folklor judío y existen miles de relatos no solo dentro del Talmud sino dentro de la literatura judía de todos los tiempos.

Estos relatos a veces hablan del diablo, de brujas, de milagros, e incluso de robots. De montañas que hablan, de lumbreras que razonan, etc. Del Talmud está entre muchísimas otras, por ejemplo esta Hagadá, tomada del capítulo VIII de Tesoros del Judaísmo, “Leyendas Bíblicas”, hermosa enseñanza, con base en un hecho de la creación pero no mencionado en ningún libro de historia:

La creación del hombre

El cuerpo del primer hombre era una masa inerte. Cuando Dios se dispuso a insuflarle vida, El se preguntó:

-¿En qué lugar le insuflaré el alma? ¿Por la boca? No, porque la usará parta hablar mal del prójimo. ¿Por los ojos? No, porque mirará con codicia. ¿Por los oídos? No, puesto que escuchará la calumnia y la blasfemia. La insuflaré por la nariz; las narices disciernan lo impuro y lo rechazan, en cambio se deleitan con la fragancia. Así los piadosos se alejarán del pecado y se embriagarán con las palabras de la Torah.

Es interesante que en algunos colegios judíos, -e incluso yeshivot-, se enseñan hagadot como si fuera historia de la Torah, y no excluyo a nuestro Colegio Hebreo, me consta que estuve trabajando textos en los que se enseñaba como Torah relatos de Moshé y la prueba de la corona y el carbón encendido que le hizo el faraón cuando era pequeñito, motivo por el cual Moshé quedó “tartamudo”. Y lo que sucede es que generalmente confunden a los estudiantes, llegando un momento en el que no saben exactamente qué es Torah y qué es Midrash, qué es hagadá o simplemente folklor. Terminan sacando la conclusión que los relatos de la Torah son cuenticos de la Biblia, corrompiendo así el sentido verdadero de tan sagrado libro. A continuación la comparación de la historia Bíblica y el relato que le acompaña para explicar el cual se convierte en “enseñanza de la Torah”.

En la Torah la historia es la siguiente: Cuando Dios le ordena a Moshe ir ante el faraón de Egipto y ordenarle que dejara salir a los hebreos de Egipto… Moshé le dice, después de plantearle varias veces objeciones, Exodo 4:10 “Y dijo Moshé al Señor: No soy hombre elocuente de ayer ni de anteayer, ni desde que hablaste a tu siervo, sino que soy torpe de boca y torpe de lengua”.

En base a éste versículo, creo que los grandes sabios querían justificar a su “superhéroe”, a quien creerían incapaz de negarle a Dios la orden que estaba recibiendo. Entonces lo deshumanizaron para angelizarlo y trataron el tema con el siguiente relato: -tomado de Beth Hakneset Bajurim Tiferet Israel, ellos lo traen como Midrash, pero la presentan como historia, miren:

Como todos ya sabemos Moshé tenía una dificultad en el habla. La historia por la cual era tartamudo también es conocida. De todos modos por si alguien no lo sabía el Midrash cuenta que cuando Moshé era solo un niño y vivía en la casa del faraón una vez lo estaba llevando en sus hombros y Moshé le quitó la corona de la cabeza. Cuando los consejeros del rey vieron esa actitud comenzaron a sospechar que es muy posible que este sea el que en el futuro quiera quitarle el reinado al faraón, así como ellos habían visto en las estrellas.  El faraón no creía que así fuera pero de todos modos decidieron hacer una prueba. Pusieron frente al niño en una bandeja la corona y en la otra carbón encendido. Si este tomara la corona significa que realmente es quien salvará al pueblo de Israel y lo matarían. En cambio si tomara los carbones, será la demostración que no hay quien sospechar. Cuando se hizo la prueba Moshé estuvo a punto de dirigir la mano a la corona, salvo que vino el Ángel Gabriel y le corrió la mano a Moshé a los carbones. Cuando sintió que se estaba quemando llevó la mano a su boca con algunas brazas pegadas y quemó su lengua haciendo que quedará tartamudo para siempre.

¿Cómo? ¿Dónde dice que Moshé era tartamudo? No lo encontré en ningún versículo, ni que hablara entrecortado.

The National Institute on Deafness and other Communication Disorders, explica: El tartamudeo es un trastorno del habla en el cual el flujo normal se interrumpe mediante repeticiones frecuentes o la prolongación de sonidos, sílabas o palabras o por la incapacidad de un individuo para comenzar una palabra… Estos movimientos musculares se inician, se coordinan y son controlados por el cerebro y son supervisados mediante los sentidos del oído y el tacto… Muchos individuos que tartamudean han sido exitosos incluso en aquellas profesiones que requieren hablar en público. Una lista de estas personas incluye a Winston Churchill, la actriz Marilyn Monroe, los actores James Earl Jones, Bruce Willis y Jimmy Stewart y cantantes como Carly Simon y Mel Tillis, por nombrar a algunos… Los científicos sospechan una variedad de causas. Hay razón para creer que muchas formas de tartamudez se determinan genéticamente, pero todavía no entienden ni conocen los procesos que causan el desorden. La forma más común de tartamudez se piensa tiene que ver con el desarrollo, es decir, que ocurre en niños que están en el proceso de desarrollar el habla y el lenguaje.

Entonces probablemente si hubiese sido tartamudo no lo hubiera adquirido quemándose la lengua con carbón encendido que fue tocado previamente con su manita y posteriormente se la llevó a la boca.

Yo preferiría enseñar la historia tal cual, más humana, más real, y decirles a los estudiantes: Moshé –como lo hubiese hecho cualquier otro ser humano bondadoso y creyente- temía no corresponder a la orden de Dios y quedar mal por no hablar fluentemente o no tener el poder de convencimiento ante el Faraón, temía que si la “embarraba” él sería el culpable de que los judíos no pudieran salir de Egipto.

Ahora bien: los Midrashim son valiosos porque llaman la atención, porque permiten recordar detalles pequeños de las historias de la Torah, pero que son de suma importancia para entender algunos aspectos posteriores de la historia, pero no los enseñaría al mismo tiempo que la historia de la Torah, tal vez tendría un curso especial para Midrashim y hagadot.

De cualquier manera, el folklor judío, sea por medio de hagadot, Midrashim o simplemente relatos, transmiten enseñanzas de sabiduría, de amor y entendimiento, pero aconsejo, jamás tomarlos como historia.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300