2020-10-01 [Num. 794]


Versión Imprimible

Judaísmo  - Otros

Boaz Fariñas

Pen
Por Boaz Fariñas
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 7
Bio:

Sobre la idolatría y nuestro ego

2015-05-27

Goldencalf

Con ayuda de  HaShem Bendito procuraremos hacer un análisis sobre lo que es la idolatría y lo que el judaísmo habla sobre la misma.

Iniciaremos diciendo que la palabra “idolatría”  es de origen griego, proviene de “eidolatria”, y es la práctica de adorar a ídolos, seres humanos u otros vivientes, siendo estos representados figurativamente o rindiéndoles culto.

En hebreo se dice “Avodah Zarah” y también se utiliza el termino Avodat Kojavim Umazalot,  (adoración de los planetas y las constelaciones).

Rabi Moshé Ben Maimon explico en el Sefer HaMitzvot en la Mitzvah número seis lo siguiente:

“No Rendir Culto Alguno a los Ídolos (“Avoda Zara”).

Es la advertencia con la cual se nos previno de no rendir culto idólatra siquiera con otro de los (cuatro) modos de servicio mencionados a condición de que ese sea su modo (de servicio), es decir, que le rinda culto de la forma en que es usual que aquel ídolo sea servido. Por-ejemplo, que haga sus necesidades ante - el (Baal) Peor, o arroje una piedra hacia Merkulis.

Es lo -que El, exaltado sea, dijo como advertencia de ellos: Ni les rindas culto. En la expresión del Mejilta:

"(Fue dicho) no te arrodilléis a ellos ni les rindas culto — para hacerlo pasible (de pena) por el culto individualmente". Por ende, quien arroja una piedra hacia (Baal) Peor o hace sus necesidades ante Merkulis — no es pasible (de pena) por cuanto no es ese su (modo de) culto, dado que El, exaltado sea, dijo: ¿Cómo han servido estos pueblos a sus dioses? Haré yo, pues, también lo mismo.

Quien transgrede este Precepto Negativo premeditadamente —- es pasible de Sekilá y Karet. Y sin premeditación — (es pasible de traer un)- sacrificio.

También las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Séptimo (del Tratado Talmúdico) de Sanhedrín. Y allí dijeron: "Para qué tres (penas de) Karet en (la transgresión de) Culto Idólatra? Una para (cuando rinde culto según) su modo, una para (cuando rinde culto) no según su modo, y una para el (que rinde culta al) Mólej". Vale decir: quienquiera rinde culto a cualquiera de los tipos de idolatría con cualquiera de los modos de servicio que fuere — éste, pues, es pasible de (la pena de) Karet, a condición de que le rinda culto como es su usanza —o sea, con los modos con que es usual que le sea rendido culto, como ser hacer sus necesidades ante (Baal) Peor, arrojar una piedra a Merkulis, o despojarse del cabello para Kemosh. Del mismo modo, quien rindió culto con uno de los cuatro modos de servicio a cualquier ídolo que sea —éste pues, es pasible de (la pena de) Karet, a pesar de que aquel no es el modo de su servicio, como (ser) si le ofrendó al (Baal) Peor o se arrodilló ante Merkulis — y ello es 'no según su usanza'. Y el tercer Karet es (aplicado a) quien 'hace pasar por el fuego para el Mólej”.

Evidentemente el judaísmo no está a favor de la idolatría, de hecho es un pecado sumamente grave, el cual está incluido en los que el judío puede dar la vida por no cometer dicha transgresión, junto con el incesto y el asesinato. Al respecto el Rabino Rafael Cohen Soae dice:

“Los Jajamim dicen que el mismo Adam violo tres Mitzvot, idolatría, incesto y asesinato”.

Lo referente a la idolatría no solo aplica a los judíos incluso los Benei Noaj también tienen prohibido ser idolatras:

"Nuestros Jajamim enseñaron: siete preceptos fueron ordenados a los Benei Noaj: las leyes sociales; que se abstengan de la blasfemia, la idolatría, el adulterio, derramamiento de sangre, robo y comer carne cortada de un animal vivo" (Sanedrín 56a).

¿Existen diferentes tipos de idolatría?

La Torah menciona algunas Mitzvot relacionadas con la prohibición de hacer idolatría, pero la máxima expresión contra la idolatría es “Shema Israel HaShem Elokeinu HaShem Ejad” –Escucha Israel HaShem nuestro Elokim es Uno-.

La Mitzvah numero noventa y cuatro dice:

“No permitir que resida un idólatra en la tierra de Israel”.

La Mitzvah en cuestión se refiere claramente a la tierra de Israel, sin embargo la Guemará dice:

“Nuestros Jajamim enseñaron: Uno siempre debe vivir en la Tierra de Israel, incluso en una ciudad en donde la mayoría de cuyos habitantes sean idólatras”. Ketubot 110b.

Y según otra opinión sobre el texto dice:

“Todo aquel que vive fuera de la Tierra puede ser considerado como aquel que adora a los ídolos”. En el Galut NO estamos en nuestra tierra (aunque queremos a los países donde estamos nuestra verdadera nación es Israel).

Evidentemente este debe ser el ideal que deberíamos tener todos los judíos, hacer un análisis a este respecto ameritaría libros enteros. Sin embargo lo que queremos rescatar es que también se refiere a una forma de idolatría ajena a la idea clásica que tenemos. La idea se fundamenta en que el judío debe vivir es en la tierra de Israel.

¿Nuestro Ego es idolatra o ególatra?

En muchas ocasiones luchamos contra nuestra mala inclinación, aunque casi siempre ganamos la pelea no es menos cierto que perdemos algunas batallas, y al momento que perdemos las batallas nuestro ego puede ser afectado, y al momento que eso sucede puede afectarse nuestro carácter, siendo esa la meta que el Yetzer Hará quería lograr.

Dice el Kitzur Shuljan Aruj la página 362:

“Los antiguos Sabios dijeron: Enojarse equivale a cometer idolatría (Zohar Bereshit 2, 17). “Toda persona que se enfurece, si es sabia pierde su profecía” (Talmud, Pesajim 66b). También dijeron: “La vida de los coléricos no es vida”.

El que se enoja pierde en ese momento su alma Divina, y una alma impura ocupa su lugar. Es como si se transformara él mismo en ídolo. La Shejina, Presencia Divina, se aparta de él. Está prohibido fijarse en una persona en sus momentos de ira, y el que le habla o le guarda compañía cuando está en ese estado es considerado como si practicara idolatría.

El que se enoja pierde un gran bien que le había sido dado desde el Cielo.

Si una persona es colérica, se puede afirmar sin duda alguna que sus pecados sobrepasan sus méritos”.

Esta es una forma de idolatría bastante peligrosa ya que es poco divisable, a diferencia de la idolatría clásica que conocemos esta tiene una relación muy vinculada con nosotros, ya que generalmente pocas veces reconocemos que fallamos y que caemos en tan grave pecado, de hecho no reconocemos dicho pecado como una acción idolátrica.

Un mundo idolatra y ególatra

Vivimos en un mundo atrapado en la idolatría (que ya hemos visto que no solo se basa en adorar imágenes hechas por el hombre), en el ego, en los intereses personales, vivimos en una sociedad alejada de valores básicos, ante esa realidad tenemos dos alternativas, una es seguir siendo parte del ritmo que nos impone la sociedad o desentendernos y procurar empezar a ser parte del cambio.

Estamos en la era de la tecnología, en la era de las redes sociales, en el tiempo del “yo mismo” (clara manifestación de un culto por nosotros) estamos en la era del Selfie, como lo dijo el rabino Yosef Mizraji:

“Ahora todo lo que usted necesita es un “Palo de las Selfies.” La “Generación YO” (Nuevo nombre de la Generación Y - nacidos desde los años 80) ha encontrado su talismán cultural – La “Selfie”.

Ahora el mundo y sus lugares santos y sagrados se han convertido en un simple escenario en el cual puedo llevar a cabo la película de mi vida. La Selfie es solamente otro síntoma del narcisismo y el envolverse en sí mismo de nuestra generación”.

Todo como una evidente manifestación al culto por nosotros, el cual nos coloca en algunas ocasiones en la posición arrogante de creernos sin errores ni defectos.

El anhelo del judío es manifestado en lo dicho por el Zejarya:

"Aquel día HaShem será uno y Su nombre será Uno". (14:9).

Lo más importante a resaltar sobre el tema de la idolatría es que debemos trabajar en pro de eliminarla de nuestras vidas, de nuestras acciones y reacciones, algunas de las cuales nos alejan de HaShem y del cumplimiento de Mitzvot.

Que podamos ser mejores judíos cada día.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300
Laura
Gracias por esta enseñanza, si bien lo tenía leído es bueno recordar lo que a veces olvidamos. Respecto de los pecados qué sería peor, el asesinato o la idolatría?...
Leer más 2019-06-01