2017-11-18 [Num. 644]


Judaísmo  - Festividades

Lag Ba'Omer, el porqué de la tradición de Arcos y Flechas

Por Yaacov Amar Rothstein
2015-05-06

Lag baomer2

A través de este texto quiero transmitir uno de los conceptos claves que aseguran la existencia y continuidad el pueblo judío, un concepto que no puede ser dejado de lado y debemos siempre recordar. Por la elevación del alma de Or Asraf z"l quien combatió en Gaza por la seguridad de Israel y falleció en el temblor de Nepal, Shalom Yohai Sherki z"l en un atentado en Jerusalem y el Dr. Marco Milhem z"l hombre que se dedicó sus días a su pueblo.

Los días entre Pesaj y Shavuot son un periodo de purificación conocidos como "los días del Omer". Según la tradición, son días cuyo estatus es similar a los días de Jol Hamoed. Del mismo modo en el que no se acostumbra afeitarse en Jol Hamoed, tampoco durante los días del Omer. No se contrae matrimonio en Jol Hamoed, por ende tampoco se acostumbra durante el Omer ya que dijeron nuestros sabios: "No se mezcla alegría en tiempos de alegría"1. Por lo tanto, nuestros sabios consideraron estos días del Omer como días de felicidad y regocijo.

Con el transcurso de los años se fue transformando el significado de estos días y tomaron un sentido de duelo. No obstante en nuestros días vemos como gradualmente ha retornado el carácter alegre de esta época. El Rav Abraham Jamawi -de Alepo, siglo XIX- escribió que el mes de Iyar es el mes del éxito para Israel2. Vemos cómo esta idea se manifiesta con la independencia del Estado de Israel el 5 de Iyar y posteriormente la liberación de Jerusalem el 28 de Iyar.

Por alguna razón Israel tiende a tratar de redimirse precisamente en esta época. Conocemos por ejemplo a Bar Kojba, que lideró la rebelión contra el Imperio Romano con el fin de romper el yugo sobre pueblo judío para así restablecer el Estado (Reino) Judío y poder restituir las labores del Templo. 

La rebelión de Bar Kojba contó con el apoyo de Rabi Akiva y sus alumnos, los cuales comenzaron a morir desde Pesaj hasta el día 33 del Omer (Lag Ba'Omer, fecha en la que cesaron las muertes). La Gemara cuenta que estos alumnos murieron por "Mita Räa"3, a lo cual en otras fuentes del Talmud se le relaciona con "muerte por espada".

¿Acaso al referirnos a "muertes por espada" podríamos pensar que los 24,000 alumnos de Rabi Akiva tuvieron relación con la rebelión de Bar Kojba, es decir, murieron como combatientes contra Roma en la guerra en pro de Israel?

Hay varias fuentes que demuestran que esto es un hecho, traeré un par.

Dijo Rabi Najman: "Mitá Räa mai hi? Askara". Es decir, "¿Qué es Mitá Räa? Esta es Askara". La palabra Askara traducida del árabe significa Batallón.

También Rav Shrira Gaón escribió "Hubo Shmada a los alumnos de Rabi Akiva" 4. Cuando los sabios usan el término "Shmada" se refieren siempre a la guerra de Bar Kojba.

¿Por qué no se escucha mucho acerca de estas fuentes que afirman que los alumnos de Rabi Akiva, más allá de ser grandes alumnos, también se reclutaron para combatir en las filas del ejército israelí?

Se debe a que existen dos publicaciones de los textos de Rav Shrira Gaón: la versión en español y la versión en francés. Muchos de los comentarios que aparecen en la versión española fueron omitidos en la versión francesa, por lo que estos nunca llegaron a manos de Rashi (nacido en Francia). Es por esto que Rashi, el más famoso de los exégetas de la Tora, no incluyó estas fuentes entre sus comentarios.

Finalmente, cuenta el Talmud que la causa de las muertes de los alumnos de Rabi Akiva se debía a que no se respetaban el uno al otro. No cabe duda que la falta de tolerancia y respeto entre individuos es la perdición de no solamente un ejército, sino incluso una nación. 

Yo como soldado activo del Tzahal puedo asegurar que uno de los puntos más enfatizados en nuestro ejército es la Hermandad entre nosotros los soldados. Este es casi que el principal secreto de las victorias en las guerras más difíciles para Israel en las cuales siendo tan pocos en número, cuando no contábamos con tanques, ni cañones, ni aviones, ni siquiera municiones (!), logramos revivir nuestro Estado en nuestra Tierra ancestral salvándonos de las manos de nuestros enormes enemigos. Pues la unión del pueblo y por supuesto, la ayuda de Hashem son la base para nuestra existencia y perpetuidad.

Por esto Rabi Akiva enfatizó la máxima: "Ama a tu prójimo como a ti mismo".

Beezrat Hashem con nuestra unión y dedicación al colectivo se cumpla la palabra del profeta: Israel luz de las naciones, amén.

Sgto. Yaacov Amar Rothstein
14 de Iyar 5775
Etzion, Israel


1) Masejet Moed Katan página 9

2) Eaj Nafshenu, Rav Abraham Jamawi

3) Masejet Yebamot página 62

4) Yigrat Rashag, Rav Shrira Gaón, siglo X. capítulo X



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300