2018-12-17 [Num. 700]

Ad

Columnistas  - Halajot en la Actualidad

De Mitzvá a Mitzvot

Por Rav Daniel Shmuels
Daniel shmuels
2018-08-01

Halachot

La Parashá de esta semana nos entrega una problemática gramatical que resulta en un pilar  Halájico. Quien procura esta posibilidad es Rashi al introducirnos dos explicaciones frente a un versículo conflictivo a través de nuestra historia. La  Torá en Devarim 8:1 nos enseña lo siguiente: “Debéis salvaguardar la observancia de todos los Mandamiento(s) que Yo os estoy ordenando hoy para que vosotros podáis vivir, multiplicaros para poseer la tierra que Dios juró a vuestros antepasados”. 

La pregunta que surge a continuación es de orden gramatical; a saber, ¿por qué la Torá utiliza el singular de Mandamiento cuando está haciendo énfasis en todos, lo cual implica un plural? De acuerdo al Peirush de Rashi hay dos explicaciones. La primera nos aclara que la expresión “todos los Mandamiento” debe ser entendida literalmente; por consiguiente, se debe entender como “Mandamientos”. Sin embargo, Rashi nos introduce una segunda aclaración, basada en el Midrash Agadá, frente al uso del singular en lugar del plural. El Midrash nos enseña que el versículo está diciendo que si se ha iniciado una Mitzvá es necesario que se la termine porque sólo aquel que la completa es acreditado con su cumplimiento. En este caso la palabra todos en plural se refiere a la completud  de una Mitzvá. Ejemplo de esto es el caso de los huesos de Yosef donde Moshe fue quien se llevó con él los huesos pero fueron los hijos de Israel quienes los enterraron en Shejem; entonces, son los hijos de Israel a quienes se les acredita la Mitzvá completa. Este es nuestro proceder Halájico actual; es decir, sólo aquel que culmina adecuadamente una Mitzvá es acreditado con ella. 

Si bien, nuestra apreciación Halájica sobre las Mitzvot y su consecuente cumplimiento es el expresado anteriormente, no queda de más preguntarse por qué Rashi no reparó en cuestionar la utilización de la misma figura “Kol HaMitzvá” (singular) en lugar de “Kol HaMitzvot” (plural) que encontramos en dos versículos anteriores; a saber,  5:28 y 6:25. De esto, se puede deducir que la gramática de la Torá en este caso no es lo que perturba a Rashi; en cambio, es el tiempo en el cual Moshe entrega este versículo el que mueve a Rashi a aclarar este punto y subsecuentemente a procurar uno de los pilares básicos del cumplimiento de nuestra Halajá en la actualidad como ya se nombró. 

Jizkuni en su Peirush nos dice que el motivo por el cual la Torá utiliza en este versículo el singular y no el plural se debe a que ella está haciendo referencia a la prohibición inmediatamente anterior de no codiciar el oro y la plata de ídolos. 

Sin embargo Rashi rechaza esta interpretación, como nos enseña el Rebbe en Likutei Sijot volumen 19, la explicación a esto es temporal y no gramatical pues los hijos de Israel aún no habían entrado a la Tierra Prometida y por ende la prohibición de codiciar el oro y la plata de ídolos era impracticable. El versículo es claro cuando dice: “(...) todos los Mandamiento(s) que Yo os estoy ordenando hoy (...)”. En este caso es “hoy” el que determina el significado de la frase; hoy, refiriéndose al momento antes de ingresar a Eretz Israel. Mandamiento y no Mandamientos porque es el cumplimiento de este Mandamiento de hoy “para poseer la tierra que Dios juró a vuestros antepasados” que eventualmente se pueden llevar a cabo todos los Mandamientos. Es decir, ese Mandamiento de “hoy” en ese momento histórico toma forma completa al conquistar la tierra de Canaan, motivo por el cual Rashi aclara que se debe entender en su sentido literal; es decir, como Mandamiento en ese momento y como Mandamientos al entrar a Israel. 

Si bien, la segunda explicación que Rashi nos da es sumamente relevante para nuestra Halajá, a primera vista parece no tener conexión directa con la primera. Ella dice, si se ha empezado una Mitzvá hay que finalizarla porque sólo aquel que la termina es meritorio de su cumplimiento. En último análisis podemos observar que el cumplir ese Mandamiento de “hoy” sólo tiene sentido si se cumple completamente para entonces ser meritorios de poseer la Tierra que Dios le prometió a nuestros antepasados y entonces poder cumplir el cuerpo completo de Mitzvot que Dios nos ha entregado en Su sagrada Torá. 

La Torá nos habla de Kol HaMitzvá (singular) y no de Kol HaMitzvot (plural) como se podría pensar; sin embargo, Kol HaMitzvá se puede traducir como Mitzvá completa en lugar de todas las Mitzvot. Entonces, la culminación de esa Mitzvá en singular representa la posibilidad de culminar apropiadamente todas las Mitzvot de la Torá al poseer la Tierra de Israel, es por ello que el versículo en cuestión utiliza el singular y no el plural. 

Vale decir, el cumplimiento de las Mitzvot que habían llevado a cabo completamente los hijos de Israel durante los 40 años en el desierto, aún cuando sólo una parte del compendio total de Mitzvot que eventualmente deberían cumplir en la Tierra Prometida, fue lo que los hizo meritorios para poseer la tierra de Canaan para finalmente acceder al cumplimiento de todas las Mitzvot y pasar del concepto de Mitzvá al concepto de Mitzvot que nos compete hoy en día en el marco Halájico. En pocas palabras, lograron llevar a cabo ambas posibilidades.

Cabe preguntarnos ahora si nosotros estamos, día a día, llevando Kol HaMitzvá para ser meritorios de poder llevar a cabo Kol HaMitzvot.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300