2019-05-23 [Num. 723]


Judaísmo  - Lugares

Alter B. Himelfarb W.

Pen
Por Alter B. Himelfarb W.
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 14
Bio:

La inquisición, España y ¡olé!*1

2018-12-12

Si desea escuchar la lectura el artículo puede acceder aquí.
Sefarad

Voz del audio de la Dra. Marlene Himelfarb

Tuvimos la oportunidad de viajar a España entre el pasado 3 al 10 de Octubre. Exclusivamente el plan del “Tour”, era el de visitar algunas ciudades o poblaciones que albergaron judíos desde finales del Siglo I, hasta 1492.   Desde Madrid, hacia el Sur Occidente español: Toledo, Granada, Córdoba, Sevilla, Cáceres, Hervás, Bejár y Segovia. Las visitas, obviamente, fueron en los cascos antiguos de  dichas poblaciones, los cuales afortunadamente el Estado Español ha conservado, prohibiendo el tránsito vehicular pesado inclusive de los grandes buses turísticos. 

A las entradas del Barrio o “Gueto” Judío, han colocado avisos: “Barrio Judío”, y en el piso de los angostos callejones, han colocado placas de cerámica o bronce, con la palabra “SEFARAD”, escrita en hebreo. Igualmente, las Autoridades Municipales, ejemplo, la de Córdoba, han permitido la colocación de esculturas, como la del sabio Moisés ben Maimón, (Médico, Biólogo, Filósofo) conocido como Maimónides (1135-1204).

Los judíos de ésas épocas, desaparecieron por causa de la Inquisición. Unos porque fueron obligados a convertirse, otros fueron brutalmente asesinados y otros fueron definitivamente expulsados durante el año 1492.

Los Romanos alrededor del Siglo I de ésta era, expulsaron de su tierra, (Judea/Samaria e Israel) al pueblo judío.  Posteriormente, llegan judíos a la Hispania Romana.  Es decir, desde cuando Hispania formaba parte del Imperio Romano. Estos judíos, llegaron a convivir en paz, con la población nativa. Vivían pacíficamente. No llegaron a España, ni como invasores o conquistadores,  ni con el propósito de obligar al pueblo español a aceptar a la fuerza a convertirse al judaísmo, como posteriormente (Siglos VII/VIII) si lo hicieron los musulmanes con su islamismo, a punta de cimitarra.  

En la Escritura Cristiana, llamada el Nuevo Testamento, no aparece por ningún lado, la persecución a los “Herejes”.  Es más, en la Escritura Judía o Pentateuco, Dios menciona que el Ser Humano goza del “Libre Albedrío”. (Deuteronomio, Cap. XXX, vers. 1 al 20). Es decir, a creer en Él o a no creer en Él. Y menciona una serie de Bendiciones o Maldiciones, según el caso.  De manera que la persecución *de los Herejes*, fue una creación humana, una creación del Papado. 

“Así las cosas”, estamos en el año 1249. Mientras la Inquisición fue originalmente creada por el Papado, la Inquisición Española fue *estatal*. Aunque había funcionarios del clero,  fue manejada y controlada por el Estado, o sea, por la Monarquía española, representada (en1492) por la *parejita* de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. La historia nos menciona, que el antisemitismo que ya había en España en esa época, llevó a una bestial persecución y posterior matanza de judíos.  En el año 1321, las juderías de Pamplona y de Stella, son masacradas y sus sinagogas incendiadas. En 1348, perseguidos por causa de la Peste Negra: A los judíos “no les ataca”, *pactos con el diablo*, etc. En 1348, asaltos a las juderías de Barcelona y en el Principado de Cataluña, sinagogas incendiadas. En Toledo,  los judíos sufren otra matanza.

En 1366, son esclavizados y vendidos y sus sinagogas incendiadas. Y en 1391, al igual que 70 años atrás, las juderías de la Corona de Castilla y de la Corona de Aragón, son masacradas, sus pertenencias saqueadas y sus sinagogas incendiadas o convertidas en el acto, en Iglesias. En 1412, se le exige a los sobrevivientes judíos, que lleven barba y un distintivo rojo.  Declaran ilícito tener libros que contengan temas de la espiritualidad judía. Y así llegamos a 1492, donde definitivamente los judíos son expulsados de España, sin sus propiedades, sin sus joyas, sin sus obras de arte, sin sus terrenos, etc… Todo, bajo el pretexto de que los judíos estaban judaizando a los judíos conversos o nuevos cristianos.

No ha sido mi intención escribir un texto de historia, sino mencionar al azar, algunos momentos desgarradores sufridos por el pueblo judío en España.  

Para “dorar un poco la píldora”, Hoy en día, España “craneó” darle ciudadanía Española a aquellos descendientes de los judíos y ha permitido la apertura de Museos, que curiosamente, han sido abiertos por no judíos y “pare de contar”

Extrañamente, el Estado de Israel, quien es el que “pone el pecho” desde 1948, por el pueblo judío, no le ha pasado Cuenta de Cobro al Estado Español, por las muertes de judíos, sus bienes inmuebles, sus Obras de Arte, sus Joyas, etc… desde 1300 a la fecha, como si lo reconoció Alemania por causa del Holocausto Nazi, durante la “II Guerra  Mundial”.

Y así como a los Generales los degradan por sus errores, España debería tener el coraje de degradar a la Reina Isabel La Católica, quien en sus Edictos, declaraba que “matar judíos” gozaba del perdón de Dios.

Vale!

----------------------

*1 Estoy utilizando el ¡OLÉ!, en un sentido sarcástico o irónico, por cuanto a diferencia de Alemania, que dicen sentirse avergonzados por la SHOÄ, España jamás ha reconocido remordimiento por todo lo INHUMANO Y BESTIAL que representó LA INQUISICIÓN.  Otro gesto irónico de mi parte, aparece al final con el "VALE", que precisamente tiene una aceptación dentro del lenguaje cotidiano español equivalente a un "DE ACUERDO".

Como corolario,  agrego que salí muy adolorido de ese viaje a la  "España Judía"  No entiendo cómo sus feligreses siguieron tan impasibles, como que una religión *tan sublime* (he aquí otro ironía), pudo generar conducta tan repugnante.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300