2020-08-07 [Num. 786]


Versión Imprimible

Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Rav Daniel Shmuels

Unnamed
Por Rav Daniel Shmuels
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 213
Bio:

Rav Daniel Shmuels nació en Bogotá, Colombia. Psicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, Psicoanalista del Lacanian School of Psychoanalysis e hizo sus estudios rabínicos en el Rabbinical College of America. Inició como First Assistant Rabbi para Kohel Ohev Shalom y para La Oficina del Chief Rabbi of Florida. Miembro fundador y honorario del Beit Din Of South Florida perteneciente a los Batei Din of America. . Actualmente director del Private Shul of North Miami.

De túnicas a pantalones III

2019-07-17

Woman praying

Si bien el Talmud, cuando habla de Tzniut, hace referencia exclusivamente a mujeres casadas, nuestra sagrada Halajá en el Shulján Aruj nos enseña que toda mujer después de los 6 años (hasta los 120) debe seguir las leyes, establecidas por nuestros sabios, acerca de Tzniut. Este tema ha sido debatido en los últimos tiempos por la gran mayoría de Poskim (legisladores) y Guedolim (grandes rabinos); bueno, no precisamente la arbitrariedad que las leyes de Tzniut aplican para mujeres solteras y casadas sino la edad.

Este tema puede resultar controvertido porque trae consigo respuestas que en principio, sin la guía y el análisis apropiado, pueden resultar mal interpretados. De cualquier forma, es imprescindible para el desarrollo de este tema saber la perspectiva que nuestros sabios han establecido para proponer sus diferentes legislaciones.

Iniciaremos con el motivo por el cual, tanto mujeres solteras y casadas están obligadas a llevar a cabo las leyes de Tzniut; es más, el motivo por el cual las leyes de Tzniut también son impuestas a los hombres solteros y casados sin discriminación alguna. La primera parte de la respuesta yace en el abanico de temas que el concepto mismo de Tzniut trae consigo. Tzniut no sólo se refiere a modestia en el vestir, como ya se ha mencionado en múltiples ocasiones. Tzniut también abarca la manera como nuestro discurso y tono de voz debe ser emitido aún en momentos de furia, cómo debe ser nuestra disposición física en diferentes circunstancias sociales incluyendo nuestros ademanes, etcétera. Entonces, desde esta perspectiva tanto hombres como mujeres deben seguir el camino de Tzniut que nuestra Halajá establece sin importar su estado civil. 

El motivo por el cual todos debemos seguir las leyes de Tzniut sin importar género o estado civil yace en el término Halájico conocido como “Lo Plug”, sin distinción. Lo Plug hace referencia a leyes que deben ser aplicadas a Benei Israel sin ningún tipo de distinción. En este caso, Tzniut es Lo Plug, no tiene distinción, ni de género ni de estado civil, y absolutamente todos los judíos debemos seguir sus lineamientos sin excusa alguna, tanto en nuestro vestir como en nuestra   conducta.

Dentro de Tzniut tenemos dos casos, en la categoría de conducta, que pueden ejemplificar claramente el concepto de Lo Plug; a saber, Yijud (reclusión) y Shomer Neguía (aquel que cuida la separación). 

De acuerdo a la Halajá, ningún hombre puede estar a solas con una mujer que no sea su esposa (pariente cercano) en una habitación completamente cerrada, esto es lo que se conoce como Yijud; de hecho, ese momento después de la Jupá cuando los novios van a una habitación para tocarse por primera vez e intercambiar anillos y romper el ayuno, se conoce bajo el nombre de Yijud. Lo Plug en este caso establece que no hay distinción ni para hombres ni para mujeres sin importar su estado civil o su apariencia física. Sencillamente dos personas que no estén casadas no pueden estar recluidas en un cuarto completamente cerrado a solas. Aun cuando míster universo se encuentre a solas con miss horripilante o viceversa, ¡Lo Plug! No hay distinción, está prohibido y punto final. La ley es para todos y se aplica equitativamente. 

Así mismo, nuestra Halajá prohíbe que todo hombre toque a una mujer que no sea su esposa (pariente cercano) aún en público. Esto es lo que se conoce como Shomer Neguía. Nuevamente Lo Plug se aplica en este caso y bajo los mismos posibles ejemplos. Todos debemos respetar y seguir estas leyes sin distinción alguna. 

Entonces, a pesar que el Talmud sólo habla de Tzniut del vestir de una mujer casada, las leyes de Tzniut se aplican a mujeres casadas y solteras, al igual que a hombres casados y solteros, debido a Lo Plug, debido a que no hay distinción de género ni estado civil para llevarlas a cabo. Son obligatorias para Klal Israel y ese debe ser su proceder.

Ahora bien, si Tzniut se rige bajo el concepto Halájico de Lo Plug, ¿no debería la edad caer en dicha categoría? La respuesta simple es sí; de cualquier forma, tanto en el vestir como en la conducta hay diferentes parámetros de edad que pretenden proteger la integridad del individuo per se. Nuestros Poskim en diferentes instancias han presentado los motivos por los cuales una u otra edad debe ser considerada como la apropiada para llevar a cabo completamente los diferentes aspectos de Tzniut. La opinión más indulgente se restringe a la mayoría de edad en tanto es el momento donde una persona está obligada a llevar a cabo todas las Mitzvot; es decir, 12 años para las mujeres y 13 años para los hombres. Aún cuando la idea de una mayoría de edad suena lógica, presenta inconvenientes de fondo y estructura que la hacen insuficiente. 

La opinión más amplia cae sobre los hombros del concepto de Jinuj (educación religiosa infantil) y su eterno debate; a saber, ¿en qué edad se debe iniciar el proceso de Jinuj? Las edades varían de Posek a Posek con análisis muy válidos; sin embargo, el proceso de aprendizaje es individual y algunos individuos tardan más que otros en iniciar dicho camino, por lo cual en muchas ocasiones se deja un rango de edad más que una edad específica. 

Ahora bien, cuando se habla exclusivamente del Tzniut en el vestir de una mujer, a pesar de la clara legislación del Shuljan Aruj, hay un debate entre el Jafetz Jaim y el Jazón Ish. El Jafetz Jaim legisla que una niña de 3 años de edad está obligada a vestirse con Tzniut y por consiguiente está totalmente prohibido para un hombre rezar o estudiar Torá en presencia de una niña mayor de 3 años que no esté vestida con Tzniut. Por su lado, el Jazón Ish legisla que un hombre puede rezar y estudiar Torá en presencia de una niña que no esté vestida bajo los lineamientos de Tzniut hasta una edad mucho mayor, cuando el cuerpo de ella se haya desarrollado para que un hombre se sienta atraído por ella. El Jazón Ish no provee una edad exacta; de cualquier forma, Rav Wosner establece que esto se traduce en años a 7 mientras que otras autoridades dicen que esto se refiere a los 6 años del Shuljan Aruj. 

Es importante aclarar en esta discusión que el Jazón Ish no está haciendo referencia a una atracción sexual ni a un desarrollo de características sexuales secundarias sino al momento donde la niña deja de ser bebé y ya se puede distinguir de un niño, pues hay una edad en donde niños y niñas son semejantes en tanto son bebés. No entraré en la discusión acerca de la edad para casarse con su respectiva repercusión con el Tzniut infantil porque nuestros matrimonios ya no son en promesa como hace milenios lo hacíamos cuando se prometía una novia a un novio cuyo matrimonio tomaría lugar aproximadamente 10 años más tarde. En cualquier caso, aún aquellos que siguen la opinión del Jazón Ish legislan que es apropiado acostumbrar a toda niña a vestirse Tzniut desde los 3 años de edad.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300