Hashavua Año 12 - 17 de Agosto de 2017

¿Porqué comer kasher?

Primera parte

 

Los siguientes dos números de Hashavúa estarán dedicados al tema de kasher, la primera parte:

“¿Porqué comer kasher?” Presenta una explicación de muchas que existen, sobre el tema, a manera de introducción.

La segunda parte “Haciendo Kasher la casa”, se expondrá, con instrucciones básicas para volver kasher la casa. ¡Anímese! ¿Porqué no?

Primera parte: ¿Porqué comer kasher?

Un autor expone el tema de una manera racional, que espero les guste: Aaron Barth, y el siguiente estudio está basado en su obra: “Los interrogantes Eternos: La respuesta judía”.

Sabemos que la Ley de Kashrut, está dentro del grupo de leyes de Jukim (que no se entienden claramente el porqué).

La  Toráh ordena el listado de animales permitidos de consumir, dando como respuesta, que D.os quería que Israel fuese un pueblo Santo ya que Santo es El. Y el problema quedó planteado para quienes recibieron la Toráh , pues debían averiguar y definir lo que es realmente la Santidad.

Aparte del listado de animales permitidos y prohibidos, éstos deben ser sacrificados sin dolor, (shejitá), deben estar sanos y además no se permite el consumo de las grasas que rodean los órganos vitales, de las venas ni arterias principales, ni del nervio ciático.

Fuera de esto no se debe mezclar la carne con la leche.

El alimento debe ser cocinado de acuerdo a la Halajá (Ley).

No mezclar los utensilios de carne con los de alimentos lácteos.

También, se debe esperar al menos unas 3 horas después de comer carne para poder comer leche (ésta tradición varía, puede ser más tiempo en algunas comunidades). Y una hora de leche a carne.

Estas son algunas Leyes de Kasher que en otro estudio entraremos más en detalle, de lo mencionado.

Todas estas leyes acostumbraron a sus seguidores a establecer un lapso entre el llamado del instinto y su satisfacción.

Este lapso actuó como filtro del pensamiento, transformando el instinto en libre albedrío o lo que el autor llama: Voluntad.

Una persona analítica se podría plantear: si lo que comió engorda, si afecta en algo la salud, si está cocinado en condiciones higiénicas, etc. Entonces su desición va a ser más analizada y se va a entrenar más a tomar conciencia de su actividad: dónde ir a comer, cuándo, qué elegir, cuánto comer, etc.

El régimen de Kasher, más allá de si plantea una respuesta legal o religiosa, está entrenando a una persona para que sea analítico en el comer, y seguramente en muchas situaciones aún no siendo el tema: kasher, le enseña a ver la vida de una manera más estudiada y racional.

Si a todo esto se le agrega el ingrediente que al finalizar de comer se bendice a D.os, permite que deje de ser una acción totalmente de satisfacción personal egocentrista, para convertirse en algo compartido con el mundo, hace que levante la vista y vea que hay alguien que le sirvió, alguien que preparó, alguien que supervisó, etc. Para agradecer.

Al entrenarse a agradecer a D.os creador de la tierra y el alimento. Seguramente éste hábito de ver alrededor hará que se analice sobre la abundancia de cosecha en el mundo y sin embargo el hambre que lo azota en ciertos lugares, éste pensar posiblemente lo conducirá a la acción de tzedaká (caridad)… y así consecuentemente.

La conclusión es que la Ley de Kashrut en la Toráh sirve para entrenar el libre albedrío, el alma y la conciencia a favor de la sabiduría.

 

Si desea imprimir este artículo click aca

Todas las imágenes fueron tomadas de internet, todos los derechos pertenecen a sus respectivos dueños.

kasher