Hashavua Año 12 - 17 de Agosto de 2017

Parashat Rehé
Leyes básicas y bendiciones

 

Este Shabat 27 de Av de 5777, 19 de agosto de 2017, se leerá la Parashá de Rehé “Mira”, del libro de Devarim. Será también el tercer Shabat de consuelo, pues en la Haftará, el profeta Isaías 54:11 al 55:5 relata sobre la paz y bendiciones que habrá al final de los tiempos. Es el tercer Shabat de consuelo Shabat Aniá Soará.


Resumen

 

En la Parashá, Moshé advierte al pueblo de Israel que según su obrar, recibirán bendición o maldición de Dios. La bendición vendría por escuchar y seguir los Preceptos Divinos y la maldición por no hacerlo así, siguiendo los pasos de los pueblos idólatras y sus costumbres.

 

Ordena entonces Dios, que al entrar a la tierra y poseerla, habrían de destruir todas las imágenes idólatras; también llevar y consumir las ofrendas y diezmos solamente al lugar que Dios elegiría. Pone énfasis en no ingerir la sangre de los animales que comieran, ya que ésta es su alma. Debían dar el diezmo según las posibilidades individuales, no seguir ni encubrir, sino extirpar a aquellas personas que tratasen de desviar al pueblo conduciéndolo a costumbres idólatras y otros dioses. Además recalca sobre la protección a los Leví, quienes no tenían posesión de tierra.

 

Con respecto a las órdenes Divinas no habrá que añadir ni menguar. Si surgiera un profeta acertado en su predicción y éste desviara al pueblo hacia otros dioses, no lo sigáis, pues prueba de Dios es; a ése profeta hay que extirpar de en medio de ti. Cuando te incitare tu hermano(a), tu hijo(a), tu mujer (esposo) o tu amigo(a) hacia otros dioses, no le consientas ni le escuches, no le tengas compasión ni le encubras; le darás muerte, pues ha tratado de desviarte de Dios quien te ha sacado de la tierra de Egipto, la casa de la servidumbre.

 

Recuerda los animales permitidos (kasher) para ingerir y  los prohibidos (taref), vetando igualmente, consumir animales que fueron encontrados ya muertos (aún siendo kasher). Dentro del mismo contexto aparece la frase: “no asarás al cabrito en la leche de su madre”.

 

No se debía olvidar diezmar del producto con que Dios lo bendijera, de los animales y del campo, llevando y consumiendo éste en el Lugar escogido por Dios.

 

La ley de protección es muy clara y repetida varias veces: proteger al Leví, al converso, a la viuda y al huérfano. Cuando hubiese un esclavo hebreo debía salir libre al séptimo año y además no debía irse con las manos vacías, solamente si éste lo requiere por sentirse protegido, podía seguir siendo su esclavo. Deja claro la obligación de abrir la mano al menesteroso del pueblo, y no sentirse mal por haberle dado, ya que por ésta causa Dios lo bendecirá en todo lo que emprendiere.

 

Se prohibió hacer trabajar a cualquier animal primogénito, sacar usufructo de él, ni esquilar su lana, éste debía ser consumido frente al lugar que Dios escogiera como Su Lugar, para alegrarse ante Dios. Ordena Dios cuidar el mes de Aviv (Nisan) realizando todo lo que respecta a la ley de Pesaj, pues en éste mes Dios sacó a los hebreos de Egipto. Así mismo ordena celebrar Shavuot, cuando se llevará una ofrenda de acuerdo a lo que Dios te ha bendecido. También la fiesta de Sucot durante siete días, con sus leyes correspondientes. En estas festividades se alegrarán contigo: tus hijos, tus esclavos, el Leví, el converso, la viuda y el huérfano, para que haya bendición de Dios en tu hogar.

 

Explicación

 

Deuteronomio 12:4 y 5 à “No habréis de hacer así ante Adonai Vuestro Dios. Pues solamente el lugar que elegirá Ado-nai vuestro Dios de entre todas vuestras tribus, para establecer Su Nombre allí, la Residencia de Su Divinidad, habréis de buscar y te allegarás allí”.

 

MaimónidesRambam-explica en guía de los Perplejos III cap. 45, que no se debe construir el Beir Habehirá –La casa Elegida-, mientras que na haya un Rey (gobernante) en Israel, para que la decisión esté en manos de uno solo (un solo poder central), evitando así las luchas entre hermanos. El Rav Zev Leff, explica en su artículo en aishlatino.com. Sobre las características del Beit Hamikdash –Templo Sagrado de Jerusalem-, y finaliza explicando que para poder sobrevivir en el exilio y prepararnos para el Tercer Templo, debemos fortalecer nuestras casas públicas –sinagoga, templo, shul, shil, beit hakneset- y casas de estudio, -beit hasefer- así como nuestros hogares, para que sean un reflejo de las funciones de la futura casa de Dios.

 

El hecho de tener limitado el espacio dedicado a Dios, el cual será en el lugar donde estaba el Antiguo Templo de Jerusalem, no significa que no contemos con la presencia Divina y para ello el culto a Dios, requiere de una centralización comunitaria, cuya estructura y conformación dependen del lugar donde se vive, en algunos lugares depende de la comunidad a la cual se pertenece, en otros lugares depende del sector donde se vive, pero es importante tener en cuenta estos puntos de reunión de culto Divino. La función no es solamente la de rezo, también sirve de reunión social, al ser grupos con la capacidad de convocación y congregación, tratando de reunir a la máxima cantidad de judíos y éste es uno de los factores importantes que han logrado mantener la identidad por siglos y prepararnos para que en cualquier momento podamos enfrentar la edificación del Templo de Jerusalem, el cual centralizará a todos los judíos del mundo, vivan o no en Israel. Dios quiera que llegue ese momento y lo podamos vivr.