2019-05-21 [Num. 722]


Artículos  - Israel y Sionismo

Moshe Govrin

Pen
Por Moshe Govrin
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 28
Bio:

Israel – diciembre 2016

2016-12-22

Israelflag2 full

Hace dos semanas fuimos víctimas de dos clases de incendios. Los causados por negligencia y los provocados en forma intencional por terroristas árabes de ambos lados de la línea verde (la línea de armisticio anterior a la Guerra de los Seis Días en 1967). Entre los voluntarios para apagar el fuego y dar posada a los evacuados y damnificados judíos y árabes.

Entre los que condenaban, si se encontraban pruebas, estaban también casi todos los parlamentarios árabes. Nunca faltan excepciones.

Frente a la situación en Siria cada vez más los drusos que habitan en el Golan comienzan a verse más israelíes. Antes creían / temían que Assad los condenaría a ellos si se los regresa a Siria. También por sus parientes. Pero ahora Israel es el único país del Medio Oriente donde crece el número de cristianos y que pueden libremente practicar su religión.

Oficialmente las autoridades palestinas nos “exculparon” del asesinato de Arafat. Encontraron al culpable. Se trata de Mohammad Yusuf Dahlan. Un líder palestino que era miembro de la OLP hasta que lo expulsaron por intentos de desalojar del poder a Abu Mazen (Mahmoud Abbas). En una próxima nota escribiremos acerca de este personaje.

Al inicio del congreso de Fatah, Abu Mazen fue reelegido el martes pasado por aclamación y por otros cinco años al frente del principal partido palestino, que controla la Autoridad Palestina aunque solo ejerce el poder en Judea y Samaria. En Gaza el poder esta manos de Hamas. Abbas, de 81 años y que ha sufrido recientes problemas cardíacos, acumula los máximos cargos políticos tras la muerte en 2004 de Arafat. 

Del cónclave de Fatah salió al final de semana la nueva dirección que designó al número dos de Abbas en la formación, un dirigente que puede estar llamado a sucederle en el poder. En su discurso una vez más negó la posibilidad de reconocer a Israel como el estado nacional de los judíos.

Entre tanto en el mundo parece que los esfuerzos de la BDS se van debilitando. Solo en los campus de las universidades de EEUU todavía tienen fuerza. Pero también allí comenzó una fuerte acción para contrarrestar no solo el anti-israelismo sino sobre todo el antisemitismo.

Hay en Israel varios colegios en el sector árabe para estudiantes del sector, pero los estudiantes árabes también estudian en las universidades y otros colegios del país. Según dice en su página web “El Colegio Académico de Sajnin tiene una rica y diversa experiencia académica y es líder entre las instituciones del sector árabe en particular y en todo el Estado de Israel… La visión del Colegio es cimentar un liderazgo educativo ejemplar para el futuro docente, con énfasis en la participación y en el compromiso comunitario en el país…El College capacita docentes y otorga una licenciatura en educación (B.Ed.) y/o certificados de enseñanza en las siguientes áreas: Curso de excelentes, preescolar, educación especial, Inglés, Ciencias, matemáticas e informática… En el College está el único Preparatorio pre-académico del sector árabe”.

El Dr. Yasser Awad (árabe musulmán) es el jefe de la unidad de alcance internacional en el Colegio, hoy escribió en el periódico “Israel Hayom” un artículo intitulado “La respuesta académica a los esfuerzos del BDS”; Comenta en el artículo acerca del combate que libramos contra el boicot académico y usa la palabra libramos en primera persona plural, destaca los esfuerzos comunes llevados a cabo por el Ministerio de Educación, el Consejo de Educación Superior, el Comité de Planeación y Presupuesto y otros organismos oficiales y ya comienzan a verse los frutos. Destaca que en este esfuerzo toman parte también las instituciones académicas, destaca un hecho que pasó sin la debida resonancia. Incluso en la prensa israelí.

Las entidades académicas israelíes, en las últimas semanas, consiguieron la confianza y el respaldo de la Unión Europea. No una vez sino tres.

El programa bandera de la Unión Europea “Erasmo+” [1 - 2] escogió varias instituciones entre ellas el Colegio de Sajnin para para liderar iniciativas internacionales que promuevan valores sociales y académicos.  En uno de ellas, serán socios en la creación de un marco académico para la investigación y la enseñanza de cuestiones democráticas en la República de Georgia. El Consejo de Educación Superior y su Comité de Presupuesto y Planeación presentó su plan de trabajo que incluye claras metas de una mayor cooperación académica. En el espíritu de esa política, a partir del año entrante, llegarán académicos y estudiantes de Alemania, los Países Bajos, Estonia, Polonia, Portugal y otros países a Sajnin, en la Galilea. 

En otro proyecto destinado a fortalecer los lazos entre Israel y la India participarán estudiantes y académicos de ambos países. Termina su artículo con una frase que me permito transcribir en su totalidad: “Nosotros en el Colegio Académico Sajnin estamos doblemente orgullosos: Además de ser la única institución académica árabe israelí en Israelí en el proyecto y también ya que esta distinción contribuye a promover la posición de Israel en el mundo. Así podremos impedir el boicot académico a Israel”.

Indudablemente corren tiempos nuevos en nuestro país. Parece ser que finalmente nuestro “primos” buscan integrarse al país. Qué diferencia el artículo del Dr. Awad con todos aquellos judíos y judíos-israelíes que llaman al boicot… 


[1] El programa Erasmus, acrónimo del nombre oficial en idioma inglés EuRopean Community Action Scheme for the Mobility of University Students (Plan de Acción de la Comunidad Europea para la Movilidad de Estudiantes Universitarios), es un plan de gestión de diversas administraciones públicas por el que se apoya y facilita la movilidad académica de los estudiantes y profesores universitarios dentro de los Estados miembros del Espacio Económico Europeo, Suiza y Turquía, y los países asociados Israel y Rusia.

Orientado a la enseñanza superior, tiene como objetivo «mejorar la calidad y fortalecer la dimensión europea de la enseñanza superior fomentando la cooperación transnacional entre universidades, estimulando la movilidad en Europa y mejorando la transparencia y el pleno reconocimiento académico de los estudios y cualificaciones en toda la Unión». El acrónimo fue creado para coincidir en su honor, con el nombre en latín del filósofo, teólogo y humanista Erasmo de Róterdam (1465-1536).

Países asociados (Rusia e Israel)

[1]  De la página web de Erasmus: “Israel tiene una larga tradición de excelencia académica, con universidades de clase mundial, colegios e institutos de investigación, y un gran número de ganadores del Premio Nobel. Las instituciones de educación superior israelíes ofrecen muchos programas en inglés, proporcionando una oportunidad única para estudiantes extranjeros de estudiar en un ambiente de aprendizaje dinámico e internacional, en un país que es conocido mundialmente por su liderazgo en innovación y en tecnología”.


Galería de Imágenes

Haga click en las imágenes para agrandarlas.

Autor:

Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300