2021-04-12 [Num. 821]


Versión Imprimible

Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Rav Daniel Shmuels

Unnamed
Por Rav Daniel Shmuels
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 230
Bio:

Rav Daniel Shmuels nació en Bogotá, Colombia. Psicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, psicoanalista del Lacanian School of Psychoanalysis e hizo sus estudios rabínicos en el Rabbinical College of America. Fue First Assistant Rabbi para Ohev Shalom al igual que para el Chief Rabbinate of Florida. Fundador del Beit Din of South Florida, miembro de los Batei Din of America. Tradujo y editó el libro “Bienvenido al Judaísmo: Una Guía al Judaísmo Básico y la Conversión Judía Ortodoxa”. Actualmente es el Head Rabbi de la Keilá The Private Shul of South Florida.

Las particularidades de iniciar Pesaj en Motzei Shabat

2021-03-24

Pesaj2

Existen dos casos peculiares cuando hablamos de la primera noche de Pesaj, dos casos que se diferencian del resto de años. Se trata de los casos cuando Pesaj inicia simultáneamente con Shabat, cosa que sucede más o menos cada veinte años, y cuando Pesaj inicia justo después de Shabat, ese es el caso de este año.

Esta situación lleva a que varias tradiciones se lleven a cabo de manera diferente, sobretodo porque técnicamente nuestros hogares ya están limpios de Jametz antes de iniciar Shabat. Cosa que en última instancia complica las cosas porque en más de una ocasión nos hemos encontrado sumergiendo Keilim (recipientes) en la Mikve justo antes de iniciar Yom Tov.

Paso por paso, este año la situación se desarrollará de la siguiente manera. Taanit Bejorot, el ayuno del primogénito, no se realiza el día de Shabat ni el viernes sino que se traslada al día jueves, anotando que es un ayuno menor si se opta por esta ruta. De cualquier forma, se puede llevar a cabo un Siyum (finalización de un tratado Halájico) y al término del mismo se lleva a cabo una Seudat Mitzvá (comida festiva) para que los primogénitos no ayunen; sin embargo, es importante anotar que esa es la única comida que pueden tener ese día hasta que caiga el sol. Es nuestra costumbre llevar a cabo este rito después del rezo de Shajarit. Debido a la pandemia, hay autoridades que permiten que esto se haga por medio de teleconferencia.

La limpieza del hogar de todo Jametz debe ser finalizada antes del anochecer del jueves. Así mismo, Mejirat Jametz (la venta del Jametz) debe ser realizada a más tardar el jueves en la tarde. Aún seguimos en pandemia y aún debemos mantener distanciamiento social, así que esta venta se puede hacer vía teleconferencia. Para ello es necesario enviar al rabino ortodoxo local el listado de los elementos que se van a vender y su precio aproximado individual y total; aparte de ello, la localidad donde se encontrarán esos elementos durante la semana de Pesaj. La teleconferencia es necesaria porque actualmente nuestra Halajá exige que se haga un Kinyan (transacción) presencial para que la venta sea una venta real y no supuesta. Esto se hace con cualquier objeto, puede ser una Kipá o un Gartel, delante del rabino encargado de la venta comunitaria donde quien vende su Jametz levanta el objeto más arriba de su cabeza confirmando con ello la transacción.

Bedikat Jametz, la búsqueda del Jametz, se debe realizar el jueves en la noche enseguida del rezo de Maariv. Esto se hace colocando diez pedazos de Jametz envueltos en servilletas de papel en lugares específicos en toda la casa. Se dice la Brajá respectiva para iniciar la búsqueda y al finalizar se recita la Brajá de Bitul (anulación) tanto en arameo como en el idioma nativo. Los pedazos recolectados deben ser puestos en una bolsa o sobre de papel para ser quemados al día siguiente de manera más eficaz y segura.

Biur Jametz, la quema del Jametz, se debe hacer preferiblemente antes de finalizar el primer tercio del día solar del viernes; sin embargo, en esta ocasión se puede llevar a cabo durante todo el día antes que caiga el sol. Después de la quema no se recita la declaración de Bitul como en otros años sino que ella se pronuncia en Shabat antes del medio día, dependiendo de la ubicación geográfica. En algunas comunidades es el rabino local el encargado de hacer la quema. En estos casos, las bolsas con el Jametz de cada hogar son puestas en una caja fuera de la sinagoga o en otro lugar asignado. Debido a la pandemia es recomendable que cada hogar haga su quema individual.

Antes del encendido de las velas de Shabat es necesario prender una vela de más de 25 horas porque es de ella de donde se van a encender las velas de Yom Tov para Pesaj. En el caso de las comidas de Shabat en el hogar, toda la comida que se consumirá debe ser Kasher LePesaj por más que la prohibición de comer Jametz sólo inicie a partir del segundo tercio del día Shabat. Para la costumbre Ashkenazí es prohibido consumir Kitniyot (leguminosas) durante la semana de Pesaj, debido a ello durante este Shabat HaGadol también está prohibido el consumo de Kitniyot.

La mayor particularidad de este Shabat es el cumplimiento del precepto de comer Lejem Mishna en las tres comidas. Debido a que el hogar ya está totalmente limpio de Jametz, debido a que no se puede limpiar durante Shabat y debido a que no se puede consumir ni Matzá ni Jametz después del primer tercio del día, la cosa resulta bastante bastante compleja. La Halajá permite que para este Shabat se usen Jalot común y corriente; de cualquier forma, subraya lo complejo y dudoso que puede ser esta posibilidad si la logística para ello no está designada detalladamente. Por ejemplo, cómo comer la Jalá, en qué lugar del hogar se puede comer, qué hacer con las migajas y la Jalá sobrante, etcétera. Por estos motivo la misma Halajá estableció lineamientos contemporáneos que permiten cumplir con las exigencias de Shabat y las de Pesaj simultáneamente.

La solución que nuestra Halajá presenta es la Matzá Ashira, Matzá de huevo. Tanto para aquellos que no consumen Matzá desde Purim, como aquellos que no la consumen desde Rosh Jodesh Nisán, como aquellos que no la consumen el día antes de Pesaj está permitido que el uso de Matzá de huevo para esta ocasión. Técnicamente la Matzá de huevo cae no puede ser consumida durante la semana de Pesaj por más que sea Kasher LePesaj. De hecho, toda Matzá de huevo apta para la semana de Pesaj viene con una nota de advertencia en la caja de empaque donde se aclara que dicha Matzá sólo puede ser consumida por determinadas personas con algún problema de salud y deben ser autorizadas por una autoridad rabínica competente. De resto, ese tipo de Matzá o cualquier derivado de ella está totalmente prohibido para Pesaj.

Debido a ello, la Matzá de huevo es el pan perfecto para ser consumido en esta ocasión. No es pan y no es Matzá per sé; además, no tenemos el inconveniente de las migajas o sobras que pueden quedar en el hogar ya estando limpio de Jametz. El motivo por el cual la Matzá de huevo puede ser usada es porque el sabor del huevo (cantidad) sobrepasa el sabor de la Matzá. Actualmente, todas las comunidades ortodoxas con sus diferentes vertientes siguen este camino tanto en Estados Unidos como en Europa.

Debido a la prohibición de consumir Jametz o Matzá a partir del segundo tercio del día, los servicios de Shajarit son muy temprano en la mañana para de esta manera poder hacer el Kidush del día, con su respectivo lavado de manos y Brajá de HaMotzí, con suficiente tiempo. En relación con la Seudat Shlishí, hay tres opciones. Algunas comunidades optan por finalizar servicios de Shajarit temprano, hacer Kidush y decir Birkat HaMazón rápido para entonces volver a lavarse las manos, decir HaMotzí y llevar a cabo la tercera comida. Otras comunidades hacen Seudat Shlishí normalmente, después de Minjá, sin consumir pan. Y existen otras comunidades que sencillamente no llevan a cabo, en dicha ocasión,  la Seudat Shlishí; sin embargo, es costumbre en dichas comunidades consumir una comida de Mezonot antes de los servicios de Shajarit.

Debido a que no se puede preparar nada durante Shabat, lo más apropiado es que toda la comida para el primer Seder de Pesaj se prepare el viernes antes de iniciar Shabat porque el Afikomán del Seder debe ser consumido a una hora límite en esa noche. Una vez concluido el día se deben pronunciar las palabras: “Baruj Hamavdil Bein Kodesh LeKodesh”. Entonces se pueden iniciar los preparativos para el Seder como organizar la mesa, la Keará y calentar la comida para la cena. Cabe anotar que el párrafo de Havdalá conocido como “VeTodiyanu” debe ser agregado al Kidush del Seder por cuanto existen Hagadot que no lo incluyen.

Para finalizar, es importante anotar que todas las dudas relacionadas con esta particular ocasión sean consultadas directamente con el rabino ortodoxo local y sus directrices sean llevadas a cabo. Nuevamente, nuestra Halajá presenta múltiples opciones para llevar apropiadamente una vida judía observante. En este caso, he procurado presentar las opciones más actualizadas de nuestro proceder en esta fecha.

Deseándoles a todos un Kasher LePesaj Sameaj!



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300