2019-06-17 [Num. 726]


Artículos  - Israel y Sionismo

Moshe Govrin

Pen
Por Moshe Govrin
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 28
Bio:

Sheri Ben-Aroya: “Yo vencí”

2016-01-20

Israel flag

Alfei Menashé, Enero 18 de 2016

Mientras el mundo lame las heridas del terror en Indonesia, Burkina Faso, Turquía, de solo la última semana…

Mientras el mundo (¿?) celebra la eliminación de las sanciones impuestas a Irán…

Mientras los iraníes liberan solo parte de sus prisioneros y los americanos a todos (lástima que Pollard no fue iraní)…

Mientras los nuevos refugiados / invasores musulmanes cometen todo tipo de atropellos sexuales tal como hacían en sus antiguos países… ( y los regímenes trataron de ocultarlo hasta que fue imposible seguir en esa tesitura).

Mientras Kerry “agradece” a su colega Sarif la buena actuación para liberar a los 10 soldados capturados por Irán sin que hayan disparado un solo disparo… El mundo en realidad es otro.

La nueva presidenta del Parlamento holandés es una mujer que a los 15 años inmigró desde Marruecos. El alcalde de Rotterdam también es musulmán. Este comentario no será políticamente correcto pero Europa cada vez más es Eurabia, como sabiamente dijo luego del 11 de setiembre la desaparecida periodista Oriana Fallaci.

Por otro lado la ministra de exterior de Suecia sigue con sus ataques a Israel. Que parece ser que se complicó con un hecho de corrupción al que están investigando.

Cuanto más lejos se encuentra uno de la región más regocijo hay por el fin del régimen de las sanciones a Irán. Pero no solo Israel sino también los países sunníes del Golfo Pérsico / Arábigo (depende quien lo define) saben a qué deben esperar.

La inmensa cantidad de fondos que se liberaran con certeza no se dedicarán a mejorar el nivel de vida de la gente en Irán. Solo 21.000 millones de dólares americanos ya están firmados para recibir armamento moderno ruso: tanques, misiles, etc. Otra gran suma irá para seguir financiando las “acciones” de hermandad chiitas en Siria, Líbano, Yemen, Libia…Por ahora.

Cuando Obama en su último Mensaje a la Nación dice que nunca el mundo estuvo más seguro ni que los americanos mejor -  me pregunto si está escribiendo el libreto de una película. La historia juzgará (espero que el precio no sea muy alto) si es una película de horror, cómica o de “happy end”.

Cuando Obama anunció que los iraníes ahora podrán comprar nuevos aviones, pensó que se trataría del Boeing, pero los desagradecidos nuevos aliados decidieron comprar los europeos Airbus. La friolera de 144 unidades, que no ayudarán a la economía de los Estados Unidos sino a la de la Unión Europea.

Además vemos desastres creados por la decisión americana de abandonar al Medio Oriente para centrar su atención en el Lejano Oriente, el que yo llamo “invierno – árabe” ya que no primavera como los liberales supusieron vendría para el mundo árabe.

Y en casa, esta semana, ocurrió un hecho que me impactó y quiero compartirlo con ustedes.

Sheri Ben-Aroya (34) fue oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea Israelí.

El 27 de marzo de 2002, y cuando tenía apenas 20 años, víspera de la primera noche de Pesaj regresó a su casa en Natanya para celebrar la fiesta con su familia que por primera vez decidió reunirse en un hotel para celebrar el Seder de Pesaj. Minutos antes de que comenzara el Seder, y con las hagadot aun cerradas, un atacante suicida estalló en el Park Hotel y se inmoló junto a la mesa donde estaban sentados Sheri y su familia. El resultado: 30 muertos y 160 heridos de distinta gravedad. Sheri fue la herida de mayor gravedad. Mortal.

El padre de Sheri murió en el acto. Su madre y sus dos hermanos fueron gravemente heridos. Sheri, fue declarada fatalmente herida, y le penetraron en todo su cuerpo 17 esquirlas. Una de  ellas en su cabeza. Yació inconsciente durante tres semanas en el hospital entre la vida y la muerte. Cuando se despertó, se encontró con que en lugar de su larga y bella cabellera estaba completamente rapada, que era ciega de un ojo y que su brazo derecho estaba paralizado.

Durante los tres años siguientes, Sheri vivió un largo y doloroso proceso de rehabilitación con el fin de reparar su cuerpo en Beit Levenstein[i]. Sus médicos consideran que su progreso es un milagro médico y un signo de fuerza de voluntad increíble. Ella es más fuerte ahora y se considera afortunada de ser un sobreviviente. Y ello aun cuando está muy lejos de ser quien fue. El cuerpo y los idiomas que perdió es parte del precio que pagó.

Durante muchos años, Beit Halojem Tel Aviv[ii] (Organización de Veteranos Discapacitados del Tzahal)  juega un papel importante en su vida. Ella nada y recibe varias clases de tratamientos terapéuticos, junto con ejercicios de comunicación, terapia ocupacional, fisioterapia, arte y cerámica. Además visitó al psicólogo y a la trabajadora social con el fin de reconvertirse de nuevo totalmente.

Sheri aprendió a hablar de nuevo, a mover el lado derecho de su cuerpo, a escribir con la mano izquierda y a leer hebreo. Ella está orgullosa de su licencia de conductor y es capaz manejar por su cuenta. Su gran sueño era ser voluntaria en el ejército y funcionar como oficial de damnificados.

Las visitas al hospital no se terminaron desde esa fatídica noche.

En diciembre de 2004 su sueño se hizo realidad. Ella recibió el grado de Teniente de manos del Comandante de la Fuerza Aérea israelí y se integró de nuevo en el ejército como voluntaria - todo parte de su dolorosa lucha por volver a una vida normal. Durante un año completo estuvo en funciones.

"Como yo fui herida en un atentado terrorista, ¿quién puede entender mejor estas familias que yo? " dice.

Trabaja como voluntaria con niños con limitaciones. El último miércoles regresó al hotel por primera vez desde el atentado. Sheri no solo rehízo su vida a pesar de las dificultades. Aunque hasta ahora se ha caracterizado por planificar en detalle cada una de las metas que quería conquistar, lo que pasó con ella el año pasado, no lo esperaba en ese momento.

Tuvo una relación amorosa que finalizó al cabo de algunos meses. De ella y según su propia definición le quedó un regalo… Al hacerse una de las visita médicas de rutina el médico le comunicó que estaba esperando un bebé.

“Hace unos dos años, conocí a alguien. Salimos un período y después de que nos separamos me enteré que estaba embarazada. Juntos decidimos dejarlo. Uno o dos meses no entendí lo que pasaba. Pensé en cómo reaccionará la gente. Tenía miedo que vieran mi vientre engordando y me pregunten si me había casado o si lo hice con fertilización. Pero luego me di cuenta que sería feliz. No quiero cerrar puertas. La vida me ha enseñado que el dolor, la nostalgia, pero donde las cosas se agotan, comenzar cosas nuevas. Ahora sé que vencí. Le gané el terrorismo. No sólo sobreviví, yo también voy a traer una nueva vida al mundo”.

“Mi plan era construir una casa mía, y sólo entonces comenzar a planificar un embarazo", agrega. “Me sorprendió que todas las cosas suceden en paralelo".

Cuando le comentó a su madre que estaba de espera la reacción fue de alegría. Dijo: “Recé por su vida. Que camine, que hable. ¡Quién hubiera soñado que me haría abuela!”. Habrá quien juzgue el hecho que decidió ser madre – sin casarse… En mis ojos es el mayor acto de valentía.

Decidió también para cerrar el círculo que la ceremonia del Brit Milá y la celebración se haría  en ese lugar – el Hotel Park. La alegría fue enorme.

Sheri es solo uno de los tantos y tantos ejemplos de nuestra gente. Apretamos los dientes cuando nos agreden y seguimos. Nos secamos las lágrimas, enterramos a nuestros muertos y seguimos construyendo un país que es un modelo en muchas áreas para la humanidad toda. Cierto – aún hay mucho por mejorar, pero con seguridad lo haremos.

No es fácil vivir en Israel, el lugar de nuestros antepasados, la tierra de nuestros orígenes y la tierra de nuestro futuro.

¡En Israel vencemos al terror con la vida!


[i] El Hospital Levinstein es un centro de rehabilitación ubicado en Ra’anana. El centro de rehabilitación Levinstein es singular en Israel y uno de los principales centros de rehabilitación en el mundo.

Historias milagrosas de soldados o víctimas de terrorismo que fueron gravemente heridos y lentamente rehabilitados han aparecido en los medios de comunicación. "El Hospital Levinstein, se ha convertido en una marca de calidad en la rehabilitación debido a la profesionalidad y la reputación adquirida a lo largo de decenas de años", dice su director, el profesor Jacob Hart. “El hospital comenzó la rehabilitación de soldados con heridas en la cabeza durante el [1973] Guerra de Yom Kipur. Desde entonces, nuestra experiencia en la rehabilitación ha servido como modelo en todo el mundo. Beit Levinstein es sinónimo de rehabilitación".

[ii] Beit Halojem - la “Organización de Veteranos Discapacitados del Tzahal” fue establecida al término de la Guerra de Independencia (1949), con el fin de proporcionar a los 6.000 veteranos discapacitados que dejó esta guerra todas sus necesidades durante el largo proceso de su rehabilitación. Desde entonces, miles de miembros nuevos, heridos durante su servicio activo o en la reserva, se unieron a las filas de la organización, que en la actualidad suma unos 50.000 miembros. 

En los 10 últimos años, debido a los atentados terroristas, los civiles se encontraron en la línea de fuego, lesionados a la par de los soldados. En vista de esta nueva situación, Z.D.V.O. asumió la responsabilidad por la atención de esta población. Hoy en día, las víctimas del terror también pueden ser miembros de uno de los tres centros Beit Halojem y beneficiarse con las muchas actividades que allí se realizan.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300