2019-08-21 [Num. 735]

Ad

Judaísmo  - Otros

Boaz Fariñas

Pen
Por Boaz Fariñas
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 6
Bio:

¿Malo?

2015-12-30

Shadow

Sin duda alguna la vida de Yosef HaTzadik ha sido todo un modelo de perseverancia que cada judío puede observar y también imitar.

Se enfrentó a muchas adversidades, traiciones, mentiras, manipulaciones, así como muchos de nosotros lo hemos hecho, pero sin duda alguna lo que vivió Yosef

HaTzadik fue en un nivel mucho más extremo.

Todo el proceso que experimento este grande de la historia de nuestro pueblo lo ayudo a cambiar diversos aspectos de vida que requerían ser moldeados.

¿Qué es malo?

Un respuesta bastante compleja a esta pregunta, y va a estar condicionada a diferentes aspectos, entre ellos el cultural, filosófico, social,  y legal entre otros. Para nosotros como judíos hacer el mal es alejarnos de voluntad de HaShem, y no solo eso además asumimos esa máxima poco entendida por muchos “Todo ayuda para bien” solo luego pasar por el filtro de situaciones complejas hemos mejorado en nuestro accionar diario, tal cual como le sucedió a Yosef HaTzadik.

El Rabino Moshé Weissman formula la siguiente pregunta en su libro “El Midrash Dice”:

¿Dónde reside la diferencia entre la vida de un Tzadik (justo) y la de un Rasha (malvado)?

"El Rasha puede disfrutar de una paz imperturbable al comienzo, pero su placer es seguido por interminables amarguras. El Tzadik puede sufrir tribulaciones al comienzo, pero una vez superadas, su felicidad es eterna". Página 379.

Siendo un poco realistas, las situaciones atravesadas como consecuencia de lo que le hicieron sus hermanos el Virrey de Egipto (Yosef) bien pudo tomar venganza, sin embargo no lo hizo, tenía muchísimos argumentos para vengarse, no solo argumentos si no la fuerza que le daba tener el poder en Egipto, todo esto usando la lógica. Sin embargo el mismo Yosef HaTzadik reconoció que todo lo atravesado por él fue parte del plan de HaShem, el cual lo ayudo a cambiar, lo ayudo a madurar y sin duda alguna también se aferró de una manera sólida a su esencia como Hebreo descendiente de Avraham, Yitzjak y Yakov.

“Todo ayuda para bien”.

Aunque nos cueste entender esta frase, con el correr del tiempo terminamos dándoles la razón, quizás nos ayude asumir o pensar “algo HaShem Bendito nos va a enseñar con todo esto que estamos atravesando”.

Todo puede cambiar de un momento a otro, así como sucedió con Yosef HaTzadik, un día amaneció en la cárcel y ese mismo se fue a dormir en una cama del palacio real, así puede suceder con la diversas situaciones adversas que atravesamos, el triunfo puede estar a vuelta de la esquina. Lo importante es NUNCA perder la Emuná en HaShem.

Quiera HaShem que podamos ser buenos y mejores judíos cada día.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300