2017-12-11 [Num. 647]

Ad

Columnistas  - Reflexiones en Sión

Hamas: un buen Despertador

Por Yaacov Amar Rothstein
Yacov rothstein
2017-11-28

Gaza idf

¿Quién necesita un despertador cuando tienes a los terroristas Hamas? En la madrugada del quinto día de la guerra contra Hamas, nos despertó la explosión de un mortero que cayó a unos cien metros de nuestra posición.

Lo cierto es que esa no fue la única mañana en la que saltamos por los estruendos, en general así era como Hamas acostumbraba a despertarnos durante la Operación Margen Protector (la guerra en Gaza en el verano del 2014). Y aunque uno como soldado ya estaba acostumbrado a escuchar explotar pólvora en todas sus expresiones, aún así, uno por Hamas se llevaba sus buenos sustos.

Pero en serio pregunto, ¿Quién necesita un despertador cuando tienes a los terroristas del Hamas? Y no lo digo por uno despertarse a causa de morteros o de Qassams explotando. Lo digo porque en esa Operación, fue debido a Hamas que logró "despertarse" una de las mejores cualidades de nuestro pueblo a nivel nacional: la unión.

A pesar de la tensa situación de Israel en ese verano, se sentía en el ambiente el “espíritu de Israel”. Los soldados sentíamos como si nos transmitieran fuerzas: sentíamos el apoyo entre nosotros, sentíamos el apoyo de los civiles... y es más, de alguna forma lográbamos percibir el apoyo de los judíos alrededor del mundo.

Es raro de explicar, pero en esa Operación yo sentía como si los rezos estuvieran en el aire protegiéndonos. Los soldados -y seguramente Am Israel en todos sus rincones- sentíamos lo que en hebreo se conoce como "Ahavat Israel” –amor a Israel-.

Pero ¿Por qué necesitamos de Hamas para "despertar" este nivel tan elevado de unión nacional? ¿Por qué es, en las situaciones más tensas, cuando se manifiesta esta facultad de nuestro pueblo, y no en las situaciones cotidianas? ¿Hay alguna forma de adquirir este "reloj despertador" colectivo sin que sea necesario que nos persiga un Hamas/Hizbala/ISIS/Irán etc.?

La respuesta a estas preguntas, para mí, es que sí podemos estar siempre unidos como Nación: tanto en las buenas como en las malas. Pero para eso debemos empezar por nosotros como individuos. Como piezas de reloj, cada uno de nosotros juega un papel vital en el funcionamiento correcto del colectivo de Israel.

Beezrat HaShem –Que sea la voluntad de Dios- que logremos ayudar a nuestros hermanos, fortalecer los principios de nuestras familias, involucrarnos de forma muy activa en mejorar nuestras comunidades, y así logremos unir a todo Am Israel, amen.

הנה מה טוב ומה נעים שבט אחים גם יחד



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300

Similares...