2018-09-24 [Num. 688]


Artículos  - Israel y Sionismo

El Estado de Israel, Los judíos y las cuatro potencias mundiales

Por Victor Zajdenberg
2018-06-20

Israel flag

Los anti-Israel, y por lo tanto los antisemitas disfrazados, han elaborado un paradigma rígido, dogmático e ideológico por el que, como buenos seres prosaicos y estrambóticos, obvian el análisis, omiten las interpretaciones, ocultan las verdades y tergiversan las realidades.

En este panorama integrado por una porción desinformada, hemipléjica y peligrosa de la sociedad global, el Estado de Israel y los judíos de la Diáspora no deberán solo defenderse de los ataques y atentados perpetrados por esa caterva, sino responder preventivamente con actitudes disuasorias ante las vociferaciones del enemigo (“destruir el Estado Judío”) y con acciones de esclarecimiento mediático y de difusión cultural, con el objetivo de intentar anular o, por lo menos, cambiar el anacrónico paradigma judeofóbico establecido.

Es aquí donde entran a jugar las cuatro potencias mundiales actualmente vigentes y en proceso de consolidación, luego de los cambios ocurridos en los diferentes períodos posteriores a la 2ª. Guerra Mundial a saber: el mundo bipolar de EE.UU (Estados Unidos) y la U.R.S.S (Unión Soviética); el unipolar de los Estados Unidos luego de la desintegración del Imperio Soviético y el mundo multipolar actual integrado por los mismos EE.UU, la reconvertida Federación Rusa, la comunista-capitalista República Popular China y los 28 países unificados en la UE (Unión Europea) que conforman el MCE (Mercado Común Europeo) en lo económico y, junto con EE.UU, la NATO (Tratado del Atlántico Norte) en lo militar.

Para este análisis habrán de obviarse sucesos como los del Brexit (separación de Gran Bretaña y Europa), el independentismo de Cataluña con España, Crimea, Ucrania y otros hechos por ser procesos internos no vinculantes.

Estados Unidos

Con Donald Trump como Presidente, la política exterior hacia Israel ha girado 180 grados. Pretende que Teherán finalice con las amenazas e insultos a EE.UU (quema de banderas), a Israel (destruirla) y a Arabia Saudita (subvertirla).

Exige a la República Islámica de Irán que retire las tropas de los paramilitares iraníes y de la Guardia Republicana de Irán, establecidos en Irak y Siria, y deje de proveer armamentos al Hezbolá en Líbano y al Hamás en Gaza.

Amenaza con sanciones inimaginables si sigue desarrollando “la media luna agresiva” sobre Israel que abarca el territorio que va desde Irán, cruza Irak, se establece en Siria, abastece al Hezbolá y llega hasta el Mar Mediterráneo.

Contra viento y marea Trump ha impulsado el reconocimiento definitivo de Jerusalém como Capital del Estado Judío e inaugurado allá la Embajada de EE.UU, hecho que proseguirá con otros 11 países, comenzando por Guatemala.

Trump piensa que con esta estrategia proactiva y demoledora obligará a los palestinos de Abbas a sentarse a negociar, pues verán que la inmovilización perpetua que sostienen actualmente solo los habrá de perjudicar a ellos.

Federación Rusa

Con Vladimir Putin como el “nuevo Zar de todas las Rusias” el análisis se torna un poco más complejo. Ha frorjado relaciones de alto nivel geopolítico y táctico en Siria con el gobierno dictatorial de Assad; nexos ideológicos y estratégicos con China y controvertidos con Corea del Norte; vínculos comerciales y militares con los Ayatolas de la República Teocrática de irán y, no obstante ello, mantiene excelentes vínculos con el Estado de Israel y su par Bibi Netanyahu, con quién se ha entrevistado durante ocho oportunidades en los últimos 2 años.

No existe ningún otro ejemplo en el mundo entero de semejante cantidad de encuentros públicos, aunque secretos, como es el caso de estos dos importantes Jefes de estado.

A estos singulares comportamientos de Putin en relación a Israel deben agregarse innumerables síntomas adicionales como: la visita realizada a la ciudad de Natania como invitado especial de la colectividad judía-rusa a la inauguración del Monumento dedicado a los judíos del Ejército Rojo muertos durante la 2ª. Guerra Mundial contra los nazis de Alemania y su posterior trayecto hacia Jerusalem para colocar un “mensaje” entre las piedras del Kotel Hamaaraví (Muro de los Lamentos) donde pronunció la recordada frase que “en estas antiguas piedras se refleja la larga historia del Pueblo Judío” y la construcción e inauguración, con su presencia, del Museo Judío de Moscú.

Mientras Israel celebraba sus 70 años de existencia; bombardeaba las instalaciones de misiles iraníes en Siria; se colocaba la placa que inauguraba la Embajada de EE.UU en Jerusalém y el Ejército de Israel rechazaba en Gaza, con la necesaria contundencia, a las hordas del Hamás que querían invadir el país, en Moscú Putin y Netanyahu festejaban juntos un nuevo Aniversario del triunfo del Ejército Rojo sobre las tropas nazis, tocando el “Hatikva” (Himno Nacional de Israel) durante la colocación de una corona de flores en la Tumba del Soldado Desconocido.

A las pocas horas Putin envió un mensaje a Assad, Presidente de Siria, en el que le decía que había llegado la hora de que todos los “combatientes extranjeros” se retiren de Siria. Es claro que se refería a Irán y al Hezbolá de Líbano!!! 

China

Las relaciones de China con Israel están fundamentalmente determinadas por el intercambio comercial y turístico entre ambos países. La distancia geográfica que los separa les permite desentenderse de los conflictos regionales.

Si bien en las cuestiones del Medio Oriente China casi siempre se vuelca a favor de los palestinos, estos actos no entorpecen la normal sucesión de garantías comerciales que priorizan los intereses comunes entre las partes.

El libre comercio entre ambos países es casi absoluto ya que Israel importa todo tipo de productos de fabricación china y exporta alta tecnología en la que Israel es líder en el mundo y de la cual China está muy interesada.

Europa

Como puede verse en este breve análisis comparativo y singular, con las tres potencias mencionadas los israelíes en general y los judíos en particular disponen, en mayor o menor medida, de diversas capacidades diplomáticas, políticas, económicas, religiosas y de afinidades humanas como para sostener relaciones activas y de respeto nacional e internacional, con casi nulas expresiones antisemitas, antisionistas y antiisraelíes.

Donde han resurgido crecientes e inicuas manifestaciones de judeofobia e innumerables y perversas demostraciones contra el Estado de Israel es, desgraciadamente, en numerosos países de Europa; la Europa que todavía no ha realizado la mea culpa suficiente por su reciente pasado genocida de la Shoá donde gasificaron e incineraron a 6 millones de judíos, entre ellos a 1 millón y medio de niños, o sea a un tercio de toda la población judía mundial.

En Inglaterra ya no es posible exhibir un colgante con un Maguen David (Estrella de David) por las calles de Londres pues los atacan o asesinan; en Francia ya no se puede usar una kipá pues golpean o matan al portador; Suecia y Noruega subvencionan a los terroristas del Hamás en Gaza para “supuestos” Campamentos de Verano que, por arte de magia, se convierten en “Campos de Entrenamiento Militar” para niños de 4 y 5 años de edad en adelante donde les enseñan a convertirse en mártires; en Alemania ya no pueden concurrir niños judíos a Escuelas y Colegios donde concurran también niños musulmanes pues dicen que puede afectarles la sensibilidad. (Tampoco pueden exhibirse cruces cristianas).

¿Qué hacen los diversos gobiernos de lo que la siempre recordada Oriana Fallaci denominaba Eurabia? NADA. Todavía se atreven a votar contra Israel en todos los foros internacionales habidos y por haber: Naciones Unidas, Consejo de Seguridad, UNESCO, Comisión de Derechos Humanos, etc. etc., cargando las culpas sobre los israelíes agredidos y deslindando responsabilidades a los agresores palestinos e iraníes.

Queda claro entonces en que parte del mundo anida actualmente el huevo de la serpiente que tanto daño hizo en el pasado y por desidia, miedo o cobardía Europa permite nuevamente el anidamiento de estos gérmenes malignos.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300