2018-07-22 [Num. 679]

Ad

Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Ofrendas, Tefilá y Halajá

Por Rav Daniel Shmuels
Daniel shmuels
2018-07-04

Prayer2

El Talmud, en la Masejta de Brajot 26b, nos enseña que nuestros sabios instituyeron los rezos diarios hacia la época del Segundo Templo. Al establecerlos instituyeron tres rezos obligatorios para todos los días de la semana. La razón por la cual instituyeron tres rezos yace en dos motivos fundamentales; a saber, por un lado, esos rezos representan a los tres patriarcas de Israel y los tres diferentes momentos en que cada uno de ellos “rezó”. Pero por el otro, nos aclara el Talmud, los rezos diarios los escogieron nuestros sabios debido a su horario y el número de ofrendas que se hacían en ese momento. Es debido a ello que, por ejemplo, en Shajarit y en Minjá leemos Korbanot y Ketoret, pues eran ofrendas que se hacían en este momento del día. En el caso de Maariv se hace referencia al momento en que se consumían los sacrificios en el altar. 

Al final de la Parshá de esta semana leemos acerca de la ofrenda adicional que se debía llevar al Templo en días especiales. Esta ofrenda lleva por nombre Musaf, literalmente “adicional”, siendo su plural Musafim. La Parshá nos dice que los días en los cuales se debe llevar a cabo una ofrenda adicional son Shabat, Rosh Jodesh, Rosh HaShana, Yom Kipur, Sucot, Pesaj, Shavuot y Jol HaMoed.

Es debido a esta ofrenda de Musaf establecida en la Torá que tenemos en la actualidad un servicio adicional enseguida del rezo de Shajarit en los días mencionados. Este servicio adicional fue instituido por los miembros de la Anshei Kineset HaGuedola en el momento en que ellos delinearon la base y estructura de toda Amida; sin embargo, Mesorah nos enseña que fue Rabí Gamliel II quien codificó uniformemente el servicio público y la devoción privada, fue él quien dirigió a Shimeon HaPakoli para editar las bendiciones y hacerlas obligatorias. 

La Amida, literalmente “de pie”, es la parte central y más importante de todo servicio. Como su nombre lo dice este rezo se hace de pie con los pies juntos, con total concentración y devoción. En un principio este rezo consistía de 18 oraciones, motivo por el cual también se le conoce como Shemone Esre, literalmente 18; sin embargo, de acuerdo al Talmud, Rabí Gamliel dirigió a Shmuel HaKatan para que escribiera un párrafo adicional contra los informantes y heréticos para obtener el compendio de 19 bendiciones que tenemos hoy en día.

Actualmente, cuando hablamos del servicio de Musaf en los días establecidos, nos referimos a la Amida de Musaf, la Amida adicional que se reza en los días mencionados después del haber leído la porción respectiva de la Torá y Haftará. A diferencia de la Amidá diaria, la Amidá de Musaf consiste de 7 bendiciones; a saber, tres introductoras estándar, tres concluyentes estándares y en el medio la bendición de Musaf que pide por la reconstrucción del Templo para que podamos nuevamente hacer la ofrenda adicional de este día. Como toda Amidá hecha de día, la Amidá de Musaf requiere una Kedushá cuando hay un Minyan.

Algunas leyes importantes para tener en cuenta en las diferentes Amidot de Musaf son: Se debe leer la Amidá de Musaf antes de la séptima hora del día porque los sacrificios de Musaf eran llevados al altar a esa hora; sin embargo, está permitido rezar Musaf hasta antes de la caída del sol. Si cae la noche y la persona no rezó Musaf está prohibido que la rece después de caer el sol; por consiguiente, esa persona no cumplió con su deber religioso y no puede reparar su falta.

El orden de los rezos debe ser Shajarit, Musaf, Minjá y Maariv; de cualquier forma, si una persona reza Musaf antes de Shajarit ha cumplido con su deber religioso; empero, este proceder no es el óptimo y no se debe acostumbrar a llevarlo a cabo. Así mismo, está prohibido tener una comida entera antes de Musaf pero está permitido comer un pasaboca. En este caso un pasaboca se define como una fruta o cualquier otro alimento que no sea creado a partir de una base de granos. Si se va a comer un alimento a base de granos, se debe consumir una cantidad menor al volumen promedio de un huevo.

Para finalizar es importante subrayar que en Rosh Jodesh, antes de iniciar la Amidá nos tenemos que quitar los Tefilin. Son dos los motivos por los cuales llevamos a cabo esto. El primero yace en que la Kedusha se inicia con la palabra Keter, corona, entonces resulta inapropiado utilizar nuestra corona, los Tefilin, mientras alabamos la Corona del Señor. El segundo radica en que Musaf de Rosh Jodesh invoca la santidad del día, la cual es equivalente a las de los diferentes Yom Tov. Debido a que no utilizamos Tefilin en Yom Tov, porque el día es recordatorio mismo de Dios, tampoco usamos Tefilin para rezar la Amidá de Musaf. 



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300