2018-12-15 [Num. 700]

Ad

Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Festividades separadas pero conectadas

Por Rav Daniel Shmuels
Daniel shmuels
2018-10-02

Sucot

Resulta erróneo decir que los dos últimos días de Sucot son Shemini Atzeret y Simjat Torá; de hecho, como se ha mencionado anteriormente, Sucot sólo tiene un último día y ese día es Hoshaná Rabá. Es muy probable que la confusión sea consecuencia del nombre mismo de la festividad o porque el Mandamiento de la Torá entrelaza tanto a Sucot como a Shemini Atzeret en los versículos que los nombra. La dualidad de Shemini Atzeret es única entre nuestras festividades por cuanto es una festividad completamente separada de Sucot pero a la vez conectada a ella en muchos aspectos espirituales a parte de suceder justo enseguida de Sucot. De cualquier forma, el problema aumenta cuando agregamos a la festividad de Shemini Atzeret la celebración rabínica de Simjat Torá; entonces, todo puede resultar muy confuso y por ende caer en el pequeño error de considerar a estas dos ultimas festividades como los últimos días de Sucot.

Shemini Atzeret literalmente significa octavo (día de la) asamblea y lo celebramos el 22 del mes de Tishrei, anotando que en la diáspora a esta festividad se le agrega un día adicional; es decir, también cumplimos las Halajot (Leyes) de Yom Tov (Festividad Bíblica) el 23 de Tishrei. Ahora bien, para aquellos que nacimos en la diáspora aquí tenemos el primer ingrediente para las múltiples confusiones. 


Técnicamente a Sucot le tenemos que agregar un octavo día, así como lo hacemos con Pesaj; es decir, el octavo día de Sucot es el primer día de Shemini Atzeret. Sin embargo, nuestros sabios establecieron que tanto en Israel como en la diáspora todas las leyes correspondientes a Hoshaná Rabá se deben llevar a cabo el séptimo día de Sucot y no el octavo para que no haya interferencia con la nueva festividad. El término Halájico en hebreo utilizado para esta posible confusión de fechas es el de Sfeika DeYoma (duda de qué día es) y por ello nuestros sabios se esforzaron en clarificar esta posible duda; es más, el Talmud, en la Masejta de Sucá 46b, legisla que el Etrog y el Lulav son Muktze (separados -prohibidos-) durante Shemini Atzeret y por consiguiente si decidimos sentarnos en la Sucá para santificar el día lo podemos hacer sin decir la Brajá (bendición) respectiva de la Sucá.

Entonces aún cuando técnicamente estamos en el octavo día de Sucot, la festividad que celebramos el 22 de Tishrei es la de Shemini Atzeret. Esto quiere decir que se encienden velas de Yom Tov seguidas del Shehejeyanu por el primer día de Shemini Atzeret más no por el último día de Sucot, nosotros no decimos Shehejeyanu al encender las velas de los últimos días de una festividad. Así mismo, decimos Kidush tanto en la noche como en el día por la festividad de Shemini Atezeret. Como lo dice claramente el Talmud, en la Masejta de Sucá 48a, “Reguel Bifnei Atzmo”; lo cual quiere decir, que Shemini Atzeret es “una festividad en sí misma”.

Para dejar claro este punto y retomando el pasaje anterior del Talmud, hay seis diferencias entre Sucot y Shemini Atzeret; a saber, cuatro son puntualmente referentes a rituales llevados a cabo en el Templo exclusivamente para Shemini Atzeret y dos son aplicables a la actualidad. En relación con las últimas, las que podemos llevar a cabo hoy en día, la primera es que decimos Shehejeyanu en la primera noche de la festividad tal como se hace con todas las festividades y la segunda es que el Sidur la nombra puntualmente como Shemini Atzeret y no como Sucot.

Ahora bien, habiendo aclarado que Shemini Atzeret es una festividad en sí misma, surge otra confusión entre Shemini Atzeret y Simjat Torá. Esto puede deberse a que en Israel Shemini Atzeret se celebra sólo un día y en ese mismo día se celebra Simjat Torá; es decir, los judíos en Israel usan indiscriminadamente ambos nombres para designar este día por cuanto en un solo día se celebran ambas festividades y los rituales religiosos que ambas implican se unifican en un solo día. Por su lado, en la diáspora el primer día es llamado Shemini Atzeret y el segundo día Simjat Torá; sin embargo, el segundo día sigue siendo Shemini Atzeret sencillamente los rituales específicos para Simjat Torá son llevados a cabo en este segundo día. Pero, ¿qué quiere decir esto?

La respuesta es simple, tanto el 22 como el 23 de Tishrei son Yemei Tovim; es decir, son días donde las leyes de Yom Tov deben ser respetadas y por consiguiente no se debe llevar a cabo ninguna Melajá (labor prohibida) que transgreda la festividad. Es por este motivo que tanto la primera noche como la segunda noche debemos encender velas de Yom Tov. Es un error pensar que la segunda noche de Shemini Atzeret se encienden velas por Simjat Torá y es más grave aún pensar que no se deben encender velas porque Simjat Torá es una festividad rabínica. 

El ritual más distintivo de Simjat Torá es el de leer los últimos versículos de la Torá durante la lectura pública de la Torá en el Shul. He aquí lo interesante, el Talmud en la Masejta de Meguila 31a nos habla de esta costumbre llevada a cabo en la diáspora el segundo día de Shemini Atzeret; sin embargo, no lo nombra como Simjat Torá, sencillamente el segundo día de Shemini Atzeret. Puntualmente no sabemos en qué momento nuestros rabinos establecieron el nombre de Simjat Torá para este día. De cualquier forma, el registro más temprano que existe es el del Baal HaTurim (dueño de las columnas), Rav Yaakov Ben Asher, en su Shuljan Aruj, Oraj Jaim 669, en el siglo XIV, donde puntualmente se llama a este segundo día Simjat Torá y donde se relata el proceder de leer los primeros versículos de la Torá justo después de haber finalizado la lectura de los últimos versículos. Simultáneamente, esto implica que este es el día en el cual el ciclo anual de la lectura de la Torá finaliza.

Otro punto de posible confusión entre Hoshaná Rabá, Shemini Atzeret y Simjat Torá es el de las Hakafot (procesiones) que se llevan a cabo alrededor de la Bimá cargando los rollos de la Torá. Si bien, en Hoshaná Rabá estas Hakafot son llamadas Hoshanot y en los subsecuentes días Hakafot, hay diferentes costumbres que pueden dar una posible semejanza entre los tres días y la subsecuente confusión entre los tres días. En muchas comunidades se acostumbra hacer las Hakafot en la noche en que inicia Shemini Atzeret al igual que en el día para ser repetidas nuevamente en la siguiente noche y día, día que técnicamente es Simjat Torá pero que sigue siendo Shemini Atzeret. Es cierto que esto está en el registro del Minjag (costumbre) particular de cada comunidad; sin embargo, ello puede llevar a la confusión que efectivamente Shemini Atzeret y Simjat Torá son los últimos días de Sucot. Debido a la posibilidad de dejar el segundo día de Shemini Atzeret un poco a la sombra, muchas autoridades rabínicas decidieron no hacer Hakafot durante el primer día de Shemini Atzeret, dejándolas sólo para el segundo día en donde celebramos al mismo tiempo Simjat Torá; entonces, las Hakafot del segundo día son representativas del segundo día de Shemini Atzeret mas no de Simjat Torá. Otro tanto de comunidades se rigen por este concepto Halájico y sólo llevan a cabo las Hakafot en el segundo día. 

En conclusión, si bien Shemini Atzeret consta de dos días, el segundo es conocido como Simjat Torá porque los rituales llevados a cabo en dicho día son los pertinentes a este día y no a ninguno otro; sin embargo, ese día sigue siendo Shemini Atzeret y por ello muchas comunidades dejan el ritual de las Hakafot sólo para este día. 



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300