2019-07-22 [Num. 731]


Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Rav Daniel Shmuels

Unnamed
Por Rav Daniel Shmuels
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 167
Bio:
Rav Daniel Shmuels nació en Bogotá, Colombia. Psicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, Psicoanalista del Lacanian School of Psychoanalysis e hizo sus estudios rabínicos en el Rabbinical College of America. Inició como First Assistant Rabbi para Kohel Ohev Shalom y para La Oficina del Chief Rabbi of Florida. Miembro fundador y honorario del Beit Din Of South Florida perteneciente a los Batei Din of America. . Actualmente director del Private Shul of North Miami.

De túnicas a pantalones II

2019-07-02

Woman3

Anteriormente partimos del punto que el Tzniut (recato) de una mujer está determinado Halájicamente por tres factores; a saber, Daat Moshé, Daat Yehudit y Minjag HaMakom. Dentro del judaísmo ortodoxo le otorgamos el estatus MiDeOraita (proveniente de la Torá) al Tzniut en el vestir de una mujer por ese factor llamado Daat Moshé. De cualquier forma, ese factor es sólo una interpretación rabínica sobre la Torá Shebijtav (escrita) por cuanto ella jamás menciona la palabra Tzniut como tal y esto puede presentar un impedimento al judío promedio para entender por qué una interpretación rabínica es considerada MiDeOraita. La respuesta en breve es, porque de donde se tomó para interpretar es de un versículo de la Torá Shebijtav. 

En este mismo espacio se ha expuesto acerca de la hermenéutica Halájica del judaísmo ortodoxo. El punto fundamental a tener presente es que nuestro judaísmo es judaísmo gracias a las interpretaciones rabínicas; es decir, es un judaísmo totalmente rabínico. Fueron las interpretaciones de nuestros sabios las que determinaron la Halajá a seguir para poder llevar a cabo la Torá; empero, recordemos que todas esas decisiones e interpretaciones fueron dadas a Moshé Rabeinu en el Jar Sinaí como parte de la Torá Shebealpe y por ello nuestro judaísmo sigue siendo un judaísmo de Torá; es más, para recordar las sabias palabras de nuestro Gran Rabino Ashkenazí de Israel Lau, por ello sigue siendo y siempre será “el único y verdadero judaísmo de Torá que existe en el mundo”.

Ahora bien, es importante subrayar que el Pasuk de la Torá mencionado anteriormente sólo hace referencia a descubrir el cabello. Es la interpretación rabínica que encontramos en el Talmud la que le da una connotación, por cierto, negativa al nombrarla una “desgracia”; empero, es esa interpretación con esa connotación la que le da el estatus de MiDeOraita y ninguna otra.

Así mimo, en ninguna Mishná ni en ninguna Guemará se encuentra definido un tema exclusivo para el Tzniut en el vestir de una mujer, sencillamente se encuentran diferentes instancias bajo las cuales se infiere cómo debe ser el vestir de una mujer. Lo que puede surgir como problemático es el aspecto que esas instancias se han tomado como estribillo permanente para establecer un código de vestimenta exclusivo para Benei Israel (los hijos de Israel).

Todo esto nos trae a la Masejta de Brajot 24a del Talmud Babli, de donde se van a extraer unos conceptos para ser entonces aplicados a la Halajá como regulación permanente del Tzniut en el vestir de la mujer. En esta ocasión la discusión de nuestros sabios gira en torno al recitado del Shemá, bajo qué condiciones se puede hacer y bajo cuáles no. Eventualmente nuestros sabios llegan al punto de la desnudez cuestionando hasta qué punto una mujer casada, el Talmud deja muy claro ese aspecto, puede estar desnuda frente a su marido en tanto él recita el Shemá. Las opiniones presentadas son varias y cada una de ellas va a ser retomada eventualmente por diferentes grupos judíos para establecer su nivel de Daat Yehudit. 

De cualquier forma, es la opinión de Rabi Hisda la que va a constituir el caso para Tzniut desde ese momento en adelante, para nuestra historia y nuestra Halajá. La opinión de Rabi Hisda toma el libro de Isaías y se basa en los pasajes 47:2-3 para determinar qué es desnudez. La Guemará toma fragmentos del libro de Isaías y los expone literalmente de esta manera: “Descubre el Shok, pasa a través de los ríos y dice después, vuestra desnudez será descubierta, sí, vuestra vergüenza será vista”. Como antesala a esto se establece que la opinión de Rabi Hisda determina que el Shok de una mujer es Ervah. ¡He aquí el origen del Tzniut en el vestir para una mujer judía! 

Pero, ¿qué es Shok y qué es Ervah? Iniciaré por la parte más sencilla; a saber, Ervah. Técnicamente Ervah es cualquier parte del cuerpo que siempre debe estar cubierta, el Talmud la describe como toda aquello que pueda constituir una incitación sexual. Motivo por el cual Shmuel en la misma Guemará establece la voz como Ervah y Rabi Sheshet opina que el cabello es Ervah. En la actualidad, la Halajá toma el término Ervah desde la perspectiva técnica; es decir, partes de cuerpo que siempre deben estar cubiertas. 

Ahora bien, la palabra Shok la tomaremos en principio como extremidad inferior o pierna. Digo en principio porque el debate clásico entre nuestros sabios ha sido determinar qué parte de las extremidades inferiores son consideradas Shok. Anatómicamente hablando, las extremidades inferiores constan de tres partes; a saber, de abajo para arriba, pie, pantorrilla y muslo. Es importante tener presente que el Shok es la parte del cuerpo que siempre debe estar cubierta, motivo por el cual los pies son descartados, esto va caer en un futuro en otra categoría que nombramos anteriormente como Minjag HaMakom. Entonces, el debate radica en si se debe cubrir sólo el muslo, incluyendo la rodilla, o si se debe cubrir también la pantorrilla. 

La Mishná Brura 75:2 establece que el Shok es el muslo incluyendo la rodilla; es decir, esa es el área que siempre debe estar cubierta. Sin embargo, es la opinión de Rav Vozner y la del más importante legislador de nuestros tiempos, el primer Gran Rabino de Israel, Rav Kook, que el Shok de la Guemará se refiere a la pantorrilla; es decir, la mujer se debe cubrir hasta la pantorrilla. El análisis para esta conclusión radica en el versículo de Isaías que es expuesto en la Guemará donde se habla de descubrir el Shok para cruzar los ríos. De acuerdo a esta segunda opinión una mujer se descubriría la pantorrilla para cruzar el río más no el muslo. Las expresiones pictóricas encontradas a través de la historia en el arte en su mayoría muestran personas que cruzan los ríos exponiendo las pantorrillas más no los muslos; lo cual, hace un poco más fácil de entender el argumento presentado para establecer que el Tzniut de una mujer al vestir debe incluir la cobertura de la pantorrilla. 

En la actualidad, ambas opiniones son aceptadas por la Halajá como coberturas apropiadas para una mujer judía, la diferencia radica en la opción Halájica que se tome; a saber, Meikel (indulgente o menos estricta) que implica cubrir inclusive la rodilla o Majmir (estricta) que establece cubrir inclusive la pantorrilla.

Quedan entones preguntas por resolver; por ejemplo, ¿si el Talmud sólo habla de mujeres casadas por qué el Tzniut incluye mujeres solteras? El Talmud no habla de faldas ni de pantalones; de hecho, habla de “vestimentas”, lo cual significa túnicas para el momento histórico; entonces, ¿por qué Ervah de las extremidades inferiores tiene que ser una falda? Es más, ¿qué tanto más habla el Talmud acerca de Ervah para establecer el Tzniut actual?



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300