2017-12-11 [Num. 647]


Columnistas  - Halajot en la Actualidad

De Shabat a Yom Tov

Por Rav Daniel Shmuels
Daniel shmuels
2016-09-25

Shabbat23

Este Yom Rishon al anochecer inicia nuestro año nuevo, Rosh Hashaná, y con esta festividad inicia un periodo conocido como las Altas Festividades. La opinión común considera que dicho nombre solo se refiere a Rosh Hashaná e Yom Kipur; empero, Jazal nos enseña que también incluye Sucot, Shemini Atzeret y Simjat Torá. Debido a que nos preparamos para un mes lleno de festividades, en esta ocasión se verán las diferencias Halájicas entre Shabat y cualquier Yom Tov.

En Shabat tenemos un total de 39 Melajot, Lamed Tet Melajot, 39 labores prohibidas; sin embargo, el concepto de Melajá va a cambiar para Yom Tov por un Mandamiento de la Torá en Éxodo 12:16 donde dice: "Ninguna labor se hará, excepto aquello que es comido por cualquier persona, solamente eso podéis vosotros hacer". Es este Pasuk de la Torá el que nos indica que hay diferencias Halájicas entre Shabat e Yom Tov y que básicamente se pueden agrupar en el concepto general de comida, pero eso es precisamente lo que se presentará a continuación. Yom Tov se diferencia de Shabat por cuatro aspectos Halájicos fundamentales. He aquí esos aspectos:

1. En Shabat está totalmente prohibido encender, aumentar, transferir, disminuir o apagar un fuego. De acuerdo a la Mishná son dos las Melajot (labores prohibidas) involucradas; a saber, Maveir (crear fuego) y Mejabeh (apagar un fuego). En Yom Tov, si bien no podemos crear, disminuir o apagar un fuego sí se nos está permitido transferir un fuego de una llama ya existente; es más, aún si un vecino judío prende por voluntad propia un fuego, se puede utilizar ese fuego para transferir de él para nuestro uso sin crear el fuego directamente. Es por esto que antes de Yom Tov nuestras esposas o madres siempre encienden un vela que dura más de 24 horas; por ejemplo, para de esa vela encender las velas de Yom Tov del día siguiente (para aquellos que nacimos en la Gueula). Así mismo, está permitido aumentar la temperatura de una estufa u horno de gas que funcione con piloto pero no la de una estufa u horno eléctrico debido a los diferentes dispositivos que se encienden al mover la perilla o al presionar los botones del mismo. Para aquellos que utilizan, en estufas modernas, "Shabat Mode", este dispositivo es solo para que el horno o la hornilla no se apague después de 12 horas de estar encendida y por consiguiente se tiene que encender antes de la festividad con el inconveniente que no se lo puede manipular después que haya iniciado Yom Tov porque apagaría el modo de Shabat para iniciar un nuevo fuego. En cualquiera de los casos, gas o eléctrico, está prohibido disminuir la intensidad o apagar el fuego. La solución Halájica frente a la necesidad de disminuir o aumentar una hornilla de la estufa es dejar las hornillas en diferentes niveles; por ejemplo, una en alto, otra en medio y otra en bajo. Por su lado, lo más apropiado para un horno es dejarlo en una temperatura intermedia que permita la cocción o el calentamiento de la comida. Nuevamente, subrayo este aspecto, el problema de una estufa eléctrica es que al mover la perilla se está iniciando un sistema nuevo de calentamiento que es independiente al anterior, creando o apagando un circuito y ello está totalmente prohibido.

2. En Shabat está prohibido cocinar para y durante el día como tal, por más que el consumo de la comida no se lleve a cabo en Shabat. Esta prohibición proviene de la Melajá de Ofeh, hornear; es de ella que sale la Melajá de Bishul, cocinar. Halájicamente ambas son sinónimos y se refiere al uso de calor para cambiar el estado de comida u objetos. Para entender mejor el motivo por el cual dos acciones diferentes son sinónimo Halájico es imprescindible recordar que las Melajot provienen de las labores que eran necesarias para la construcción del Mishkan; entonces, el pan se horneaba para hacer las ofrendas diarias en tanto hilos, hierbas y moluscos eran cocinados para crear tintes para las cortinas del Mishkan. Es decir, en ambos casos, es el efecto del calor el que propicia un cambio en la comida u en un objeto. Por consiguiente Ofeh y Bishul son una sola Melajá y se refieren a lo mismo; en el caso de Shabat, ambas acciones están rotundamente prohibidas. De cualquier forma, en Yom Tov está totalmente permitido cocinar para el mismo día; sin embargo, está prohibido cocinar para el día siguiente aun cuando no sea Yom Tov, mucho menos en el caso que sea. Hay diferentes opiniones frente a la necesidad de cubrir el fuego de la estufa y del horno para cocinar en Yom Tov; por consiguiente, en relación con este aspecto, lo más apropiado es PASROL!

3. En Shabat está prohibido cargar en dominio público ningún objeto a menos que allá un Eruv. Esta Melajá se conoce en hebreo como Hotza'ah, literalmente traer afuera, nosotros lo traducimos coloquialmente el término como cargar en dominio público (en hebreo sería Ha'Avarah). En el caso de Yom Tov, se nos permite cargar cualquier objeto en dominio público, cualquier objeto que sea necesario para celebrar la festividad. Esto quiere decir que podemos cargar el Shofar, nuestro Talit, comida, un Sidur o Majzor, un niño pequeño; empero, esto excluye objetos innecesarios tales como bolsos de mano o billeteras. Hay personas que erróneamente consideran que cargar una sombrilla está permitido en Yom Tov por esta posibilidad. El inconveniente técnico de la sombrilla como tal no es la sombrilla per se sino que al abrirla se está llevando a cabo la Melajá de Boneh y al cerrarla la Melajá de Soseir; es por ello que está prohibido el uso de sombrillas en Yom Tov, a pesar que técnicamente se pudieran cargar en dominio público; en última instancia, este objeto es Muktze para Yom Tov.

4. En Shabat tenemos la obligación de tener Shalosh Seudot, tres comidas, dos de las cuales implican Kidush. En Yom Tov solo tenemos dos comidas, en ambas decimos Kidush. De cualquier forma, existe la costumbre en algunas comunidades de comer Mezonot en la mañana, antes del servicio de Shajarit, tanto en Shabat como en Yom Tov. Desde que esa comida no contenga Hamotzi y la cantidad de Mezonot no exceda los lineamientos para ser considerada Hamotzi, no hay ningún inconveniente. La mayoría de Poskim aceptan este Minjag en tanto permite que la comunidad no se apresure en el rezo para poder comer la que sería la segunda comida del día.

Debido a estas cuatro gran diferencias Halájicas entre Shabat y Yom Tov, podemos decir con alegría que la gran diferencia está en la comida; pues, básicamente todas estas Hiljot están entrelazadas para permitir regocijarnos apropiadamente con comida en la festividad y en última instancia, nos facilita el cumplimiento de la festividad.

Esperando que este año que inicia este lleno de Brajot, Simjot y Najot para todo Israel y que el Todopoderoso nos inscriba en el libro de la vida con los mejores méritos para cumplir Su sagrada Torá y Halajá apartándonos de nuestro propio ego para validar nuestras opiniones personales en contra de Su voluntad, son mis más sinceros deseos que todos tengamos un ¡Shana Tova Umetuka!



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300