2017-10-21 [Num. 640]


Columnistas  - Halajot en la Actualidad

Meshiaj y Halajá

Por: Rav Daniel Shmuels
Daniel shmuels
2017-08-09

Halachot

Una de las bases fundamentales del judaísmo, sin lugar a dudas, es la creencia en el Meshiaj; de hecho, uno de los Yud Guimel Yikarim Shel Rambam es creer con fe perfecta en el advenimiento del Meshiaj aún cuando su llegada se demore. Halájicamente hablando, estos 13 Principios de Fe del Rambam, son los requisitos mínimos de creencia del judaísmo; es decir, si no se cree en alguno de esos Principios, el sistema religioso de un judío se ve comprometido en su totalidad. Este no es el único punto controversial de tales Principios; sin embargo, es el que más nos connota como un pueblo diferente a los demás en la actualidad. La pregunta que nos compete por considerar es; a saber, ¿en qué parte de la Torá Dios nos habla del Meshiaj? Más aún, ¿es el concepto de Meshiaj una Mitzvá o una Halajá? 

Pues bien, para responder la primera pregunta nos tenemos que dirigir a la Amida que rezamos tres veces al día. En ella rezamos por todos los elementos que constituyen una así llamada era mesiánica, una era en la cual el Meshiaj ha llegado para poner un estado de orden a la tierra, en donde su existencia establece que Israel es el pueblo elegido por Dios; entonces, con su llegada sucede la reunión de todos los exiliados, la restauración de las corte de justicias religiosas, recompensa para los justos, reconstrucción de Yerushalaim, reinicio de los Servicios del Templo, restauración de la dinastía de David HaMelej, un fin a la maldad, al pecado y a la herejía. En pocas palabras, un paraíso en tierra. Entonces; dejemos este punto claro, si estamos hablamos de Amida, estamos hablando de judaísmo rabínico; es decir, judaísmo post bíblico. ¿Qué quiere decir esto?

Que en la Torá no hay ninguna Mitzvá que haga referencia al Meshiaj ni tampoco a una mención explícita y puntual acerca del mismo. 

Por su lado, nuestra historia religiosa nos enseña que el concepto de Meshiaj surge hacia la era de Neviim, de los Profetas. Es a lo largo del Tanaj que observamos una recurrente idea explícita y puntual de una figura mesiánica. De hecho; son Isaías, Jeremías, Ezequiel, Hosea, Mica, Sefania, Zacarías y Daniel quienes nos hablan puntualmente acerca del Meshiaj, de su persona, de su futura existencia y de su labor para con Israel. Son ellos quienes nos entregan la base para lo que eventualmente conoceremos como las Hiljot HaMeshiaj dentro de nuestra Halajá, leyes que establecen quién debe ser el Meshiaj y qué debe hacer para ser el Meshiaj. Por ejemplo; Jeremías 23:5 nos dice: "Este Meshiaj será un gran líder político descendiente del rey David". Así mismo, en Jeremías 33:15 se nos enseña: "Él será un gran juez que hace decisiones justas". Por su lado, Isaías 11:2-5 nos dice que el Meshiaj será una persona muy bien versada en la Ley judía, que seguirá los Mandamientos, un líder carismático que inspirará a otros para seguir su ejemplo, será un gran líder militar que ganará batallas por Israel.

En este punto es pertinente puntualizar sobre la articulación del concepto de Meshiaj bajo las manos de nuestros Profetas. Como Neviim de Israel, todos sabemos que fueron emisarios de Dios y aquello que nos dijeron debe ser considerado como Ley para nosotros. Es decir, el hecho que hayan sido nuestros Profetas quienes trajeron a la luz pública el concepto de Meshiaj, no invalida bajo ninguna circunstancia su veracidad y Providencia Divina para nuestro judaísmo. De cualquier forma, ninguno de ellos nos refiere a ese concepto como proveniente directamente de la Torá.

He aquí una pequeña agrupación de aquello que es la base para las Leyes que hoy rigen el concepto de Meshiaj. "Antes de la llegada del Meshiaj va a haber guerra y sufrimiento" (Ezequiel 38:16). El Meshiaj traerá la redención política y espiritual del pueblo judío al traernos de regreso a Israel y restaurar Jerusalén (Isaías 11:11-12, Jeremías 23:8, 30:3, Hosea 3:4-5). El Meshiaj establecerá un gobierno en Israel que será el centro de todos los gobiernos del mundo, judío y no judío (Isaías 2:2-4, 11:10, 42:1). "El Meshiaj reconstruirá el Templo y establecerá nuevamente su Servicio" (Jeremías 33:18). "El Meshiaj instaurará nuevamente el sistema de cortes religiosas en Israel y establecerá la Ley judía como la Ley de la Tierra de Israel" (Jeremias 33:15). Lo interesante de este concepto de Meshiaj; el cual es una base fundamental del judaísmo, es que sale a la luz pública en un momento histórico de confusión, destrucción, destierro, opresión, falta de observancia, etcétera. Un momento histórico en el cual es necesario y funcional este concepto para mantener la unidad del pueblo como pueblo elegido por Dios en pro de un futuro feliz y victorioso. Este concepto solo nos lo puede entregar Dios en ese momento histórico por más que Él sepa acerca de nuestra futura desobediencia y expulsión de la Tierra debido a ello. Es justamente ahí donde se puede articular ese concepto que tenemos hasta nuestros días.

Sin embargo, nuestros sabios difieren con los hechos históricos y nos afirman que el concepto de Meshiaj se encuentra a lo largo de toda la Torá y que siempre ha hecho parte fundamental del judaísmo. Los rabinos nos enseñan que el Meshiaj no está mencionado explícitamente en la Torá porque ella fue escrita en términos que todos pudieran entender; entonces, el concepto abstracto de una era distante de recompensa guiada por un ser humano estaba más allá de la comprensión de muchas personas. En este sentido, nuestros sabios ratifican que el concepto de Ajarit HaYamim, el final de los días, se encuentra a lo largo de toda la Torá y esa es la era mesiánica; la cual, nos indica un Meshiaj a lo largo de toda la Torá. Así que el concepto de Meshiaj era conocido desde los tiempos más remotos dentro del judaísmo. Si se toma esta perspectiva, sin lugar a dudas se puede considerar que el concepto de Meshiaj está implícito a lo largo de la Torá; empero, ratifica que no hay ningún punto en ella que lo haga puntual y/o explícito.

Estos nos trae a la respuesta de la segunda pregunta. El concepto de Meshiaj es Halájico sin ninguna Mitzvá explícita que indique un deber por parte nuestro que exija un comportamiento particular; sin embargo, más allá de la Halajá, más allá de las Mitzvot, obviamente sin quitarles el más mínimo valor Divino que tienen para nosotros como pueblo, está la fe y es ella la que nos trae dentro de cada uno de nuestros corazones, día a día, la esperanza de poder ver en nuestros días la llegada del Meshiaj.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300