2017-12-10 [Num. 647]

Ad

Judaísmo  - Otros

La Dificultad nos Volvió “In”

Por Iona Estévez Bretón
2017-10-02

Magen david

Una preguntita que siempre acosa nuestras mentes es “¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?” Sin pretensiones de dar una respuesta exhaustiva a un interrogante tan complejo propongo una lista de términos que pueden orientar la búsqueda de una solución posible. La historia de nuestro pueblo judío y el apego especial a Nuestro Creador han logrado hacer visible la manera particular en que las adversidades han sacado a relucir poco a poco capacidades y destrezas características de nuestra cultura y varias de las cuales están también  presentes en otros pueblos y grupos sociales minoritarios  que han tenido que afrontar situaciones de persecución u hostigamiento. Esta es la lista que propongo, teniendo en cuenta que estos elementos nos caracterizan como colectivo y como individuos:

- Innovadores

- Ingeniosos

- Indivisibles como pueblo (reproducimos la indivisibilidad presente en Nuestro Creador, Bendito Sea)

- Inagotable es nuestra voluntad de vivir

- Inalienables somos como colectivo

- Inapagable es nuestro sentido de seguir adelante

- Inaudita es nuestra capacidad de resiliencia

- Incalculable es nuestra motivación para aprender y también para enseñar

- Incansable energía tenemos para trabajar por los demás 

- Incisivos somos en la defensa de la justicia y de los derechos de las minorías 

- Inclasificables parecemos para el mundo gentil 

- Incoercibles una y otra vez

- Incompatibles con las dictaduras y con los Estados abusivos

- Incomprendidos -en general- como Estado de Israel

- Inconformes aquí y allá 

- Inconquistables por todos los Imperios 

- Indagadores incansables

- Indefensos hasta la reconquista de nuestra nacionalidad en 1.948

- Independientes en criterio y en pensamiento

- Indomables en la defensa de nuestros valores y de nuestras tradiciones

- Industriosos en cualquier circunstancia

- Inexplicablemente persistentes en la defensa de nuestra dignidad

- Inextinguibles como cultura y como grupo social

- Infatigables en el cumplimiento de metas y objetivos 

- Ingrediente imprescindible para el buen sentido del humor en cualquier país

- Inimitables e irrepetibles 

- Inimaginable nuestro sentido de solidaridad

- Ininterrumpida es nuestra tradición

- Injustificadamente hemos sido acusados de crímenes horribles por otras culturas 

- Inseparables de Nuestro Creador y de la Torá ; de nuestros hermanos y de nuestra Eretz Israel

- Insistentes y persistentes en toda situación 

- Insólitas son  nuestra determinación y nuestra obstinación

- Inspiradores en la religión, las artes y las ciencias

- Instauradores del monoteísmo e impulsores de la tolerancia religiosa

- Instrumentos permanentes de Nuestro Creador, Padre Todopoderoso de Israel

- Insubordinados ante la injusticia y contra la persecución política, social y religiosa

- Insustituibles en Nuestro Pacto (Brit) con Hashem

- Intelectuales infaltables en muchísimas naciones

- Intempestivamente salvados de la desaparición por Nuestro Creador, Bendito Sea Su Nombre

- Intensamente vinculados con la vida, con la generosidad y con la espiritualidad 

- Intrépidos para defender nuestra fé, nuestra familia y nuestros valores

- Intuitivos y perspicaces en cualquier contexto 

- Invaluable es nuestra alma

- Invencible es nuestro espíritu

- Inventiva es nuestra mente

- Invertimos sabiamente nuestros recursos espirituales y materiales 

- Investigamos sin tregua la razón de todo.

Espero que este listado resulte ilustrativo e inspirador, pero además logre hacernos conscientes para conseguir con determinación y sabiduría dar la talla en el desafío inmenso de ser Or Hagoim (“Luz de las Naciones”). Que Hashem nos de la fuerza necesaria.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300