2019-03-22 [Num. 714]


Columnistas  - Quién lo Creyera

Jack Goldstein

Jack goldstein
Por Jack Goldstein
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 105
Bio:
(Bogotá, 1969). Bachiller del Colegio Colombo Hebreo (1986) y B.S. Cum Laude en Economía de la Universidad de Pennsylvania (1991). Durante 15 años fue floricultor desempeñándose también como Vicepresidente de la Junta Directiva de Asocolflores. Los últimos 20 años se ha dedicado a la hotelería gerenciando Lancaster House, un hotel y centro de convenciones en Bogotá. Es miembro del Centro Israelita de Bogotá y de organizaciones como AJC, KKL y la Fundación Mazal. Ha sido escritor frecuente en Hashavua y es Director de Limmud-Bogota. También ha estado vinculado con algunos procesos de desarrollo de comunidades emergentes en Colombia y de diálogo interreligioso. Entre sus pasiones está la historia del pueblo judío y los viajes extremos por el mundo (Top Ranking en www.thebesttraveled.com). Sus anécdotas de viaje hacen parte del libro “Chasing 193. Vol II. The Quest to Visit every Country in the World”.

La nueva ciudad de los muertos

2018-07-18

Untitled
© rolzur.com

Llegó la hora de revisar conceptos anquilosados sobre la tradición judía de enterrar muertos. Estamos acostumbrados al típico entierro a campo abierto, fuera de los límites de una ciudad, en terreno virgen. Quienes hemos visto tumbas judías de siglos atrás (o milenios), en cuevas, estoy seguro que inicialmente hemos quedado perplejos. Quienes hemos crecido en ambientes tradicionalistas, también nos hemos sorprendido al ir a cementerios reformistas donde los cuerpos se entierran en nichos sobre tierra, a manera de lockers.

El hecho es que lo básico es estar enterrado en terreno virgen y a cierta profundidad. Eso no implica que deba quedar fuera del casco urbano de un asentamiento, o que el cuerpo deba estar literalmente enterrado entre el humus, tras una excavación en sentido vertical, o que tener cuerpos encima uno de otro sea antihalájico. Israel es un pequeño país y Jerusalem es una ciudad densa con suficientes problemas para expandirse. Nuestra tradición dice que los primeros muertos en resucitar cuando llegue el mesías serán aquellos que estén enterrados en las faldas del Monte de los Olivos y eso genera una demanda inmensa por conseguir lotes privilegiados. Hoy hay 150.000 tumbas y es casi imposible enterrar nuevos cuerpos. Los precios se disparan, el diseño urbano de la ciudad se altera y no precisamente le genera un espíritu de vitalidad deseado.

En los siguientes dos videos de youtube y artículos de i24 News y The Mirror podrán ver el nuevo proyecto de la Ciudad de los Muertos que está desarrollando en Jerusalem y que está próxima a estrenarse, bajo criterios estrictamente halájicos. Con un presupuesto de $200 millones de shekalim, y con un sistema moderno de ventilación e iluminación, la Ciudad de los Muertos podrá alojar hasta 24.000 cuerpos, a lo largo de sus múltiples calles y avenidas, al estilo de “lockers” o hacia abajo, donde los cuerpos podrán ser introducidos en nichos en sentido horizontal, dentro de cuevas por las que se podrá entrar incluso con vehículos. Excelente solución a un problema urbano dentro de principios halájicos. Siempre es sano ver como si queremos, encontramos las soluciones.



https://www.i24news.tv/en/news/israel/society/161539-171130-new-city-of-the-dead-takes-shape-underneath-jerusalem

https://www.mirror.co.uk/news/world-news/underground-city-dead-being-built-11535943




Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300