2019-05-25 [Num. 723]


Columnistas  - Quién lo Creyera

Jack Goldstein

Jack goldstein
Por Jack Goldstein
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 121
Bio:
(Bogotá, 1969). Bachiller del Colegio Colombo Hebreo (1986) y B.S. Cum Laude en Economía de la Universidad de Pennsylvania (1991). Durante 15 años fue floricultor desempeñándose también como Vicepresidente de la Junta Directiva de Asocolflores. Los últimos 20 años se ha dedicado a la hotelería gerenciando Lancaster House, un hotel y centro de convenciones en Bogotá. Es miembro del Centro Israelita de Bogotá y de organizaciones como AJC, KKL y la Fundación Mazal. Ha sido escritor frecuente en Hashavua y es Director de Limmud-Bogota. También ha estado vinculado con algunos procesos de desarrollo de comunidades emergentes en Colombia y de diálogo interreligioso. Entre sus pasiones está la historia del pueblo judío y los viajes extremos por el mundo (Top Ranking en www.thebesttraveled.com). Sus anécdotas de viaje hacen parte del libro “Chasing 193. Vol II. The Quest to Visit every Country in the World”.

Anexión – Separación – Confederación

2019-04-16

Creyera

1 o 2 estados – Otras alternativas ¿Dónde está el electorado israelí?

Este artículo lo escribí dos semanas antes de las elecciones parlamentarias en Israel.  Extrae datos publicados por Haaretz el 22 de marzo y analizados por Dina Kraft, y antes de la publicación del esperado plan de paz para resolver el conflicto palestino-israelí que el presidente Trump viene anunciando desde su posesión. Desde ya, apuesto a que las pildoritas de Jerusalem y del Golán serán paliativas de otras no tan sabrosas sorpresas que Trump nos meterá esófago abajo prontamente.

El estudio analiza datos de votantes israelíes segregando por religión y partido político de afiliación. Por efectos de espacio, comparto los datos de Likud, Kahol velaban, Habayit Hayehudi y el partido Hadash, de mayoría árabe. No están reflejados acá los datos de del Laborismo, partidos religiosos que suelen no querer opinar mucho en temas de relaciones internacionales, otros árabes y demás grupos minoritarios. Estos números, si algo reflejan, es que ni dentro de cada partido político existen posiciones claras. Es más, demuestra la falta de norte dentro de muchos de ellos. Muchos de los datos que presento a continuación deben resultarles sencillamente sorprendentes, novedosos, contradictorios y fantasiosos. Pero esa es la belleza del crisol de la población y la democracia israelí.

A continuación, una radiografía de la confusión reinante:

  • A nivel global de la población, un 42% de los votantes, incluyendo un creciente número de afiliados a partidos de centro e izquierda, consideran imperativo tener que anexar al menos parte de Judea y Samaria.
  • 28% se oponen a cualquier tipo de anexión
  • 35% de no-judíos se oponen a esa medida.
  • 15% apoya anexar el área C, donde la mayoría de los 400.000 judíos de Judea y Samaria viven, junto a 300.000 palestinos. 
  • Inclusive, un 4% de no judíos opina lo mismo.
  • 20% de árabes israelíes apoya la anexión parcial si ella incluye conceder derechos plenos a esos palestinos. 
  • 9% de judíos opina lo mismo
  • Para resolver el conflicto, la solución preferida es:
    • 2 estados 34%
    • 1 estado 19%
    • Confederación 9%
    • No sabe 20%
    • Otra idea 18%
  • Un sorprendente 16% apoya anexar toda la Ribera Occidental sin dar ningún tipo de derechos a sus habitantes palestinos, lo que a mi modo de ver sería equivalente a instaurar el Apartheid.
  • 11% apoya la anexión total, pero otorgando derechos de voto y elección a los palestinos. 
  • 20% de los no judíos apoyan esto.
  • Entre votantes de Likud, 30% prefieren un estado, 20% prefieren dos estados, 17% no saben opinar y 33% buscan otra alternativa como confederar a la población palestina de Cisjordania con Jordania o mantener el status-quo. Curiosamente, 30% se opone a cualquier tipo de anexión, 19% prefiere anexión sin concesión de derecho alguno a los palestinos (¿Apartheid?) y 12% prefiere únicamente la anexión del área C.
  • Entre los partidarios del nuevo Kahol Lavan de Benny Gantz y Yair Lapid no existe una plataforma explícita sobre el apoyo a la fórmula de dos estados, pero el 57% se siente identificado con ella. 5% apoya la idea de un solo estado, 10% aboga por una confederación, 21% no sabe opinar, 31% se opone a cualquier anexión, 25% apoya la anexión del área C y 33% no sabe opinar al respecto.
  • Habayit Hayehudi y sus aliados de extrema derecha se oponen al establecimiento de dos estados, se oponen a cualquier tipo de evacuación o expulsión de judíos de cualquier zona. No obstante, el 7% de sus sufragantes dice contemplar la posibilidad de dos estados, 11% la de una confederación, 43% está a favor de una total anexión y 21% la desean condicionando plenos derechos a sus habitantes palestinos, 14% están a favor de anexar únicamente el área C, y 11% no desean ningún tipo de anexión.
  • Entre los seguidores de Hadash-Ta’al, partido mayoritariamente árabe, pero con una base importante de votantes judíos, el 34% son partidarios de 2 estados, 11% quiere uno solo, 5% busca una confederación, 26% anhela otras alternativas, 4% apoya anexar el área C, 7% quiere total anexión, 35% se opone a cualquier anexión, y el 20% lo aceptarían sobre la base de igualdad de derechos entre los pueblos, 
  • Entre votantes de izquierda (indiferentemente de partido de afiliación), 80% apoya la idea de dos estados soberanos, pero solo 41% se opone a cualquier tipo de anexión y 46% apoyan anexar el área C, incluyendo un 14% entre votantes del muy izquierdista Meretz.

Personalmente, sigo esperando un planteamiento que implique no solamente anexar el área C, sino ceder a cambio núcleos urbanos como los de Um el Fahm, Tayibe, Sakhnin, Kfar Kasem, y otros más a lo largo de la Línea Verde pero que hoy están en territorio israelí. Soy un convencido de las bondades de los intercambios de población, más aún, cuando no implican trasteos.



Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300