2019-11-18 [Num. 748]


Judaísmo  - Lugares

Marcos Peckel

Pen
Por Marcos Peckel
Email:
Página Web:
Artículos del autor: 8
Bio:

Desde el corazón del “Pale”

2019-08-21

Shetl
Shtetl Novogrudok

El pasado mes de Julio tuvimos la ocasión de visitar con mi esposa Mónica, Bielorrusia, país ubicado en el corazón del “pale of settlement”, la zona de residencia, establecida por la zarina Catalina la Grande hacia 1790  para los judíos del imperio a quienes, con contadas excepciones,  se les prohibió  vivir en las grandes ciudades de la Rusia de  los Zares: Moscú y San Petersburgo. Las fronteras del Pale variaron constantemente y en su máxima extensión contaba con más de un millón doscientos mil kilómetros cuadrados. 

Cinco  millones seiscientos mil judíos residían en el Pale durante la segunda mitad del siglo XIX, un 60% de la población judía mundial. Sus cuatro grandes ciudades: Varsovia, Kiev, Vilna y Minsk contaban cada una con un alto porcentaje de población judía, además de los centenares de Shtetls regados por la geografía del Pale en lo que hoy es Ucrania, Polonia, Lituania, Bielorrusia, Moldavia y Besarabia, países y regiones  que en un periodo u otro  hicieron parte  del imperio ruso.

Las comunidades judías del Pale fueron aniquiladas durante el Holocausto quedando únicamente unos pocos reductos en Ucrania y Bielorrusia, mientras que de centenares de aldeas y  Shtetls no quedan sino memoriales de lo que alguna vez fue la  gran civilización del judaísmo Yiddish. “Trochinbrods”  como se muestra  en  la película “everything is illuminated”.

Memorial
Memorial del Holocausto Minsk

Debido a las  difíciles  condiciones económicas y de marginación, entre los años de 1880 y 1920  unos dos millones de judíos abandonaron el Pale emigrando la gran mayoría a Estados Unidos y otros a Argentina, Palestina, Canadá y otras latitudes.   

La vida judía en el Pale fue muy  intensa en las primeras décadas del siglo XX. Arreciaban los debates entre los sionistas, lo bundistas (comunistas judíos no sionistas), los jasidim, seguidores del Baal-Shem-Tov y los mitnagdim, seguidores del Gaón de Vilna. El idioma hebreo había sido revivido por la Hazkalá que aunque nacida en Alemania tuvo gran manifestación  en el Pale. Había gran cantidad de publicaciones en hebreo, idioma  que competía con el Yiddish.

Varios de los padres fundadores del Estado de Israel y del movimiento sionista provienen de estas tierras bielorrusas: Jaim Weizman, padre de la declaración Balfour y primer presidente de Israel, nació en el Shtetl de Motal, Menajem Begin en Brest-Litovsk, ciudad en la frontera con Polonia, Itzjak Shamir en Ruzhinoy, Shimon Peres en  Vishnyeva al igual que Nahum Goldman. También vieron la luz en estas tierras Louis Mayer, fundador de la MGM nacido en Minsk, Eliecer Ben Yehuda, compilador del primer diccionario hebreo moderno y el gran artista Marc Chagal.  De Bielorrusia  emigraron  a Estados  Unidos los ancestros de  Harrison Ford, Kirk  Douglas, Jared Kushner y Noam Chomksy.  Igualmente los padres del asesinado  primer ministro de Israel Yitzhak Rabin eran nativos de Bielorrusia. El museo judío de Minsk presenta fotografías de estos ilustres hijos de Bielorrusia.  

Chaim
Casa Jaim Waizman. Shtetl Motal

Hacia 1900 había un millón doscientos mil judíos en Bielorrusia de los cuales unos 800 mil emigraron, a occidente la mayoría y unos cuantos centenares a Palestina. Antes de la segunda guerra mundial la población judía en Bielorrusia  ascendía a unos 400 mil judíos de los cuales 275 mil murieron en el Holocausto. Tras el final de la Unión Soviética de la cual Bielorrusia se independizó, unos cien mil judíos de Bielorrusia emigraron a Israel y otros destinos. 

En la moderna ciudad de Minsk, cuya población antes de la guerra era 50% judía, quedan unas cuantas sinagogas y un pequeño museo judío. Actualmente la comunidad cuenta con unos 12 mil miembros e instituciones representativas. Los judíos dedicados especialmente a negocios de alta tecnología y  textil. 

Visitamos varios Shtetls en los cuales no queda nada judío, sino algún memorial. En el Shtetl de MOTAL  está la casa donde nació Jaim Waizman, una estructura  de madera, hoy  habitada por una familia lugareña, que  exhibe  a la  entrada  un cartel  sobre el líder sionista. En el Shtetl de NOVOGRUDOK, hoy una pequeña ciudad,  hay un museo conmemorando la rebelión del gueto liderada por los hermanos Bielski,  llevada al cine,  protagonizada por  Daniel Craig y Liev Schreiber. 

2


En BREST, segunda ciudad de Bielorrusia, ubicada a 300 kilómetros de Minsk, el museo judío presenta con mucho orgullo fotografías y memorabilia  de su hijo más ilustre: Menájem Begin. Hace pocos meses fue descubierta una fosa común con más de 1000 restos de judíos muertos en el Holocausto,  a los cuales, gracias a la colaboración de las autoridades locales y el Congreso Judío Mundial, se les dio sepultura en un cementerio  de acuerdo con el  rito judío.

Al final de la visita nos queda la misma sensación agridulce de numerosos  lugares que hemos visitado en los últimos años  donde existieron grandes comunidades judías tanto Ashkenazim como Sefaradim y de las cuales poco o nada queda. Lo agrio la desaparición física de esas comunidades, lo dulce la capacidad milenaria del pueblo judío de sobreponerse a las peores adversidades,  surgir y prevalecer. 

9



Galería de Imágenes

Haga click en las imágenes para agrandarlas.

Autor: Marcos Peckel
Museo judío Brest
Museo judío Brest
Casa barrio judío Minsk
Casa barrio judío Minsk

Comentarios de los lectores




Caracteres restantes: 300